2 de julio de 2009

BCE mantiene tasa, no ve cambios por un tiempo

Por Marcin Grajewski

LUXEMBURGO (Reuters/EP) - El Banco Central Europeo dejó el jueves estable su principal tasa de interés en el mínimo histórico de 1,0 por ciento, como se esperaba, y su presidente sugirió que se mantendrían en ese nivel por un tiempo mientras la economía se recupera de una fuerte recesión.

Todos los 82 economistas consultados por Reuters, salvo uno, habían anticipado la decisión.

"Las tasas actuales son apropiadas", afirmó el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en la conferencia de prensa posterior a la reunión mensual del Consejo de Gobierno del organismo, que esta vez se celebró en Luxemburgo en vez de en la sede central de Francfort.

No obstante, Trichet buscó dejar la puerta abierta a posibles rebajas más adelante de ser necesario, en línea con su estrategia previa.

Al descontarse ampliamente la decisión de mantener las tasas estables, los analistas esperaban conocer los detalles técnicos del plan del BCE de compra de bonos cubiertos.

Trichet dijo que el programa comenzará el lunes 6 de julio y que no veía necesidad de más medidas no convencionales para estimular la economía.

"No hemos contemplado ninguna otra medida u operación", dijo Trichet. "Consideramos que lo que hacemos ahora es apropiado", agregó.

Trichet dijo además que el BCE no esperaba que la zona euro ingresara en un camino sólido de recuperación antes de mediados del próximo año, señalando que los últimos datos sugerían que el ritmo de caídas podría estar desacelerándose.

Pese a las cifras de esta semana que mostraron una caída en los precios de la zona euro, el funcionario desestimó el riesgo de una espiral deflacionaria, al tiempo que también minimizó el riesgo de que la inflación pueda subir rápidamente por encima de la meta oficial de un 2,0 por ciento.

"Esperamos que el actual episodio de tasas de inflación extremadamente bajas o negativas sea de corta vida y que la estabilidad de precios se mantenga en el mediano plazo", dijo Trichet.

La inyección récord de liquidez ha sido un éxito, dijo Trichet, quien sin embargo reconoció que el BCE necesitaba mantenerse atento a si los bancos pasan a las empresas y particulares los costos más bajos de financiamiento.

"Estamos observando lo que ocurre, pero hoy no vemos razón para cambiar el concepto que estamos aplicando desde comienzos de este programa, que ha sido sistemático tras la intensificación de la crisis. Dicho eso, no excluyo nada", declaró.