14 de marzo de 2007

Bolivia.- La Cámara de Diputados aprueba la 'ley corta' para corregir los errores en los 44 contratos petroleros

El Senado dice que aprobará las enmiendas sólo si determinan que los convenios son "beneficiosos para el país"

LA PAZ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó esta madrugada la 'ley corta' para la corrección de los errores en los 44 contratos petroleros suscritos por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) con las 12 empresas extranjeras que operan en el país, entre ellas la hispano-argentina Repsol YPF. Ahora, la decisión sobre el futuro de estos documentos está en manos del Senado, que en los próximos días comenzará a debatir sobre este tema.

Tras aprobar esta ley, los parlamentarios conformaron una comisión de ocho legisladores con las cuatro fuerzas políticas del Congreso que se encargará de investigar las irregularidades en los contratos. A este respecto, el presidente de esta Cámara, Edmundo Novillo, aclaró que el objetivo es "indagar e identificar a los funcionarios responsables de los errores en los contratos".

En la sesión estuvieron presentes el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, y el presidente de YPFB, Manuel Morales Olivera, quienes admitieron que en la elaboración de los contratos se produjeron algunos errores, y explicaron a los parlamentarios cómo fue el proceso de negociaciones con las compañías foráneas, informó la prensa local.

Ambos defendieron el proceso de nacionalización que impulsó el presidente de Bolivia, Evo Morales, al destacar que los convenios "son beneficiosos para el país, ya que se recupera la propiedad de los hidrocarburos y no se entregan los recursos naturales a las multinacionales".

La discusión sobre la 'ley corta' duró más de 13 horas y se desarrolló bajo un intenso debate en el que los legisladores de la oposición abandonaron el hemiciclo al expresar que el tema de los contratos petroleros "ya está cerrado". La jefa de la bancada del partido opositor Podemos, Lourdes Millares, manifestó su desacuerdo con esta ley porque "sólo corrige algunos errores", y advirtió que su partido no se comprometerá "con futuros hechos delictivos derivados de la aprobación de esta norma".

EN MANOS DEL SENADO

La última palabra la tiene ahora el Senado, el cual decidirá si aprueba o no la Ley de 'Contratos Petroleros: modificaciones a las leyes de aprobación de los contratos de operación petrolera promulgadas el 3 de diciembre de 2006', que autoriza las correcciones de los 44 convenios que no han entrado en vigencia tras constatar que habían errores en la redacción.

A este respecto, el presidente del Senado, José Villavicencio, del partido opositor Unidad Nacional, aclaró que harán una revisión "minuciosa" de esta 'ley corta' y que su aprobación definitiva dependerá si determinan que los contratos "son beneficiosos para el país".

"Creo que tenemos responsabilidad con el país y debemos cumplir con nuestro pueblo, tiene que haber transparencia en el contenido de los contratos con las petroleras", dijo tras conocer la noticia sobre la decisión de la Cámara de Diputados.

Si el Senado acepta dar viabilidad a las enmiendas, los 44 convenios suscritos entre YPFB y las 12 compañías extranjeras no tendrían más obstáculos para su aplicación. Sólo tendría que transcurrir el lapso correspondiente a la protocolización de los documentos para que entren en vigencia.

El Gobierno acordó con las operadoras elevar la renta petrolera a favor del Estado de 50 a 82 por cientos en los campos grandes, devolviéndole la propiedad del gas a YPFB, convirtiéndose solamente en prestadoras de servicio.

El Ministerio de Hidrocarburos calcula que con estos nuevos sistemas operativos de las empresas permitirá duplicar sus ingresos y llevarlos a 1.000 millones de dólares anuales (756,21 millones de euros).