14 de agosto de 2009

Bolivia evita temporalmente protesta contra Repsol-YPF

LA PAZ (Reuters/EP) - Bolivia logró desactivar provisionalmente un paro contra la petrolera española Repsol-YPF en el sudeste del país, tras llegar a un principio de acuerdo con un comité cívico sobre el régimen de inversiones en la región.

Líderes de la ciudad de Camiri, en el Chaco boliviano, dijeron el viernes que levantaron la medida, que pretendía paralizar campos petroleros y una vital carretera, por lo menos hasta el 24 de agosto, cuando una asamblea regional debatirá el acuerdo con el Gobierno.

La huelga de 48 horas, que había sido convocada a partir del jueves, no llegó a comenzar gracias a las negociaciones entre el comité cívico de Camiri y el ministro de Hidrocarburos, Oscar Coca, que mantiene en pie un plan de inversión de hasta 500 millones de dólares.

"Todavía no es una victoria, sólo hemos logrado un avance", dijo Mirko Orgaz, principal negociador de Camiri, a reporteros en La Paz, reiterando que la demanda de fondo del comité cívico de Camiri es que la petrolera estatal se haga cargo de todas las inversiones para lograr una "verdadera" nacionalización.

Paralelamente, el Gobierno confirmó que buscaba acuerdos definitivos con comunidades indígenas del norte boliviano, que amenazaban con bloquear un proyecto de hasta 800 millones de dólares, emprendido por una sociedad entre la petrolera estatal local YPFB y su par venezolana PDVSA.

Los proyectos en los que participan Repsol-YPF y PDVSA suponen las mayores inversiones aseguradas por el Gobierno izquierdista de Evo Morales desde que en mayo del 2006 nacionalizó la industria petrolera del país, que exporta gas a Argentina y Brasil.

NO AFECTA INVERSIONES

La protesta en Camiri había sido convocada después de que YPFB anunció la semana pasada que su filial YPFB-Andina, en la cual Repsol-YPF tiene el 49 por ciento de acciones, haría efectivo un contrato para explorar y desarrollar el campo de gas Sararenda.

Los líderes camireños denunciaron que el proyecto de YPFB-Andina abarcaría también el vecino campo Carohuaicho, pero el Gobierno les garantizó el jueves que este último seguiría reservado para YPFB.

Orgaz mostró a reporteros una carta en la que el ministro Coca garantizó que Carohuaicho "está reservado para la exploración y explotación por parte de YPFB por sí solo".

Fuentes petroleras aseguraron que el principio de acuerdo no afectaba a la inversión anunciada por YPFB-Andina, porque Carohuaicho no estaba incluido en el ambicioso proyecto Sararenda que apunta a lograr una producción de seis millones de metros cúbicos diarios de gas natural, equivalentes a casi el 15 por ciento de la producción actual de Bolivia.

"No queremos sólo Carohuaicho para YPFB, sino que todas las operaciones petroleras de Camiri sean hechas por YPFB y no en sociedad con Repsol-YPF", remarcó Orgaz.

Al igual que la petrolera española, otras transnacionales como la brasileña Petrobras, la francesa Total y la británica British Gas trabajan en Bolivia como operadoras al servicio de YPFB.