10 de abril de 2007

Bolivia.- La exportación minera boliviana se paralizó tras su nacionalización

LA PAZ, 10 Abr. (EP/AP) -

Bolivia tiene almacenadas un total de 966 toneladas de minerales que no ha podido exportar desde el pasado 9 de febrero, cuando nacionalizó la fundidora Vinto, propiedad de la suiza Glencore y que hasta entonces era la principal comercializadora en el exterior, informaron ayer fuentes gubernamentales.

El ministro de Minería, Luis Alberto Echazú, explicó a AP que la demora en la constitución de la nueva empresa boliviana que sustituirá a la suiza, ha impedido exportar minerales.

"No hay temor a que (Glencore) nos confisque (minerales), el problema está en la constitución de la nueva empresa, los estatutos y legalizaciones", defendió el ministro, después de que surgieran comentarios sobre una posible confiscación por parte de la compañía suiza a la que el Gobierno se niega a indemnizar por la nacionalización de una planta fundidora que antes pertenecía al Estado.

Echazú aseguró que "tenemos ofertas" y que van a "comercializar dentro de poco", y mencionó a Alemania, Francia y Reino Unido como potenciales mercados para los minerales almacenados por la metalúrgica Vinto.

También indicó Echazú que en unas semanas iniciará las negociaciones con Glencore Internacional, que reclama un pago por la fundidora Vinto, situada en la localidad del mismo nombre en las afueras de la ciudad andina de Oruro, a unos 180 kilómetros al sur de La Paz.