21 de febrero de 2006

Bolivia.- La Fiscalía abre una investigación contra Repsol YPF por contrabando de petróleo y falsificación de documentos

Una diputada del partido de Evo Morales espera que la Fiscalía ordene la detención preventiva de los representantes legales de Andina

LA PAZ, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las Fiscalías de los departamentos bolivianos de Santa Cruz de la Sierra y Tarija han abierto una investigación contra la empresa Andina, filial de la petrolera hispano-argentina Repsol YPF, por un presunto delito de contrabando de unos 230.000 barriles de crudo por valor de 9,2 millones de dólares (unos 7,7 millones de euros), así como la supuesta falsificación de documentos aduaneros.

La apertura de la investigación se produce unas horas después de que la Aduana Nacional de Bolivia formalizara ayer por la tarde la demanda contra Repsol YPF a través del envío de una carta al Ministerio Público con las dos denuncias formales por un presunto delito de contrabando y falsificación de documentos aduaneros.

Jaime Soliz, fiscal adscrito a la Aduana en el departamento de Santa Cruz, región donde Andina tiene su domicilio oficial, recibió ayer por la tarde el informe final de la Gerencia Nacional de Fiscalización donde acusa a la filial de Repsol YPF de "exportar ilegalmente por Arica, Chile, (...) un total de 34.654,14 barriles de crudo, que están valorados en 1.265.062,72 dólares".

Poco después, funcionarios del departamento legal de la Aduana en Tarija acudieron a las oficinas del fiscal adjunto a la Aduana del distrito de Tarija para presentar la denuncia contra Andina por un presunto delito de contrabando "a través de la localidad de Yacuiba de 195.745 barriles por un valor estimado en 7.950.624,23 dólares", según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

"Son 230.399 barriles de petróleo crudo por valor de 9,2 millones de dólares, que habrían salido sin contar con la documentación legal consistente en la autorización del Ministerio de Hidrocarburos, infringiendo la disposición especial y el artículo 138 del Reglamento a la Ley General de Aduanas, por lo que hay indicios de la presunta comisión del delito de contrabando", aseguran en la denuncia.

DETENCION PREVENTIVA

Por su parte, la diputada Milena Hinojosa, que forma parte del partido Movimiento Al Socialismo (MAS) del presidente boliviano, Evo Morales, corroboró la presentación de las denuncias y consideró que ahora correspondería a la Fiscalía de Santa Cruz ordenar la detención preventiva de los representantes legales de la empresa petrolera.

Asimismo, llamó a los fiscales a actuar "en sujeción a las leyes bolivianas y en correspondencia con los intereses bolivianos, que se habrían visto vulnerados", y anticipó que en los próximos meses se revelarán nuevas denuncias de irregularidades en empresas petroleras que también operan en el país, como Chaco y Petrobras.

Ante estas acusaciones, fuentes de la petrolera que preside Antonio Brufau aseguraron a Europa Press este fin de semana que su filial Andina cumplió con la legalidad vigente en las exportaciones de crudo realizadas en Bolivia entre 2004 y 2005, con el pago de los impuestos y la presentación de los documentos correspondientes.

Andina, participada a partes iguales por Repsol YPF y el Estado boliviano, "ha pagado los impuestos correspondientes en todo momento y nunca ha existido alteración de documentos ni dolo", aseveró la petrolera, tras recordar su vocación de permanencia en el país y su voluntad de cooperar con el Gobierno para "encontrar fórmulas que permitan seguir avanzando en el bienestar de la sociedad boliviana".

Esta denuncia es el segundo revés contra Repsol YPF desde que el pasado 21 de enero Evo Morales asumió el poder en el país andino. El primero fue por la inscripción a nombre del Estado boliviano de las reservas que la petrolera tenía a su nombre en varias bolsas internacionales, anunciada por el Ministerio de Hidrocarburos.