18 de mayo de 2006

Bolivia.- El Gobierno boliviano se da 60 días para negociar su plan tierra con los sectores afectados

LA PAZ, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano anunció hoy que el proceso de concertación de la llamada segunda reforma agraria con los sectores involucrados, principalmente los agroindustriales del este del país, se demorará al menos 60 días.

Así lo indicó el vicepresidente, Álvaro García, quien explicó que ese tiempo servirá para consensuar puntos conflictivos como la reversión de tierras ociosas al Estado, según informa la agencia 'Bolpress'.

Por su parte, el senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) Guido Guardia aseguró que los latifundistas productivos "no tienen por qué preocuparse", ya que subrayó que "el plan tierra sólo se propone recuperar los predios que no cumplen una función económico-social, como establece la Constitución Política del Estado".

"Cuando aparece la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) para decir que va defender sus tierra, yo creo que es terrateniente. Si su tierra es productiva nadie se la va quitar, pero si es improductiva la tiene que devolver", agregó Guardia.

Sin embargo, el presidente de la CAO, José Céspedes, considera que el Gobierno quiere revertir las tierras más productivas, "es decir, las orientales". "(El decreto de reforma) es más político que otra cosa, está referido exclusivamente a temas de las tierras en Santa Cruz, no he escuchado nada todavía hasta el momento sobre las tierras del altiplano, los valles y tampoco nada concreto para la nación", comentó.

El vicepresidente del Gobierno aseguró que "el Estado tiene que proteger, preservar, alentar y fomentar cada uno de esos tres universos productivos, rompiendo las desigualdades o subordinaciones que caracterizaron a los últimos 20 años. El Estado tiene que potenciar con créditos, financiamientos, ayuda técnica e infraestructura para que cada una de esas tres plataformas se desarrolle por igual".