10 de enero de 2007

Bolivia.- El Gobierno crea la empresa Petroandina, participada por YPFB y Venezuela, para la industrialización del gas

LA PAZ, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano, con el objetivo de garantizar la continuidad del proceso de industrialización de los hidrocarburos, emitió anoche un Decreto Supremo por el que crea la empresa Petroandina Exploración y Explotación S.A., conformada por las estatales Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

Así lo confirmó el portavoz del Gobierno, Álex Contreras, quien explicó que las características de este contrato indican en su artículo primero que se autoriza la conformación de una sociedad de economía mixta entre YPFB y PDVSA, por lo que se instruyó la aprobación del contrato constitutivo, estatutos y la protocolización en la notaría respectiva.

El artículo segundo del citado decreto sostiene, subrayó Contreras, que en el marco del acuerdo de cooperación con el sector energético suscrito entre los gobiernos de Bolivia y Venezuela, y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 424 y siguientes del Código de Comercio que autoriza la conformación de esta sociedad de economía mixta, a partir de la misma se hará cargo de la industrialización de los recursos hidrocarburíferos del país en beneficio de los bolivianos.

Asimismo, señaló que el Ejecutivo también aprobó otro decreto por el cual a partir de hoy se garantiza el normal abastecimiento de jet fuel para vuelos nacionales e internacionales, según informa el periódico local 'El Diario'.

Para tal efecto, explicó que el instrumento legal establece una compensación por parte del Estado boliviano a la empresa Petrobras Bolivia Refinación por el diferencial de transporte de diésel oil y jet fuel desde la refinería de Cochabamba hasta la ciudad de Santa Cruz.

En las últimas horas, las empresas aéreas expresaron su preocupación por el desabastecimiento del carburante que ocasionó varias pérdidas y retrasos en los vuelos nacionales e internacionales, situación que derivó en una decisión del Gobierno para garantizar las operaciones aéreas en territorio nacional.