13 de julio de 2012

Bolivia.- El Gobierno está "predispuesto" a indemnizar a la minera canadiense SAS por la nacionalización de Mallku Khota

LA PAZ, 13 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Bolivia está "predispuesto" a indemnizar a la minera canadiense South American Silver (SAS) por la nacionalización del yacimiento de Mallku Khota, uno de los más importantes de indio e iridio del mundo, según ha anunciado este jueves el vicepresidente del país, Álvaro García Linera.

"El Estado está predispuesto a reponer, una vez verificados los costes (de) la exploración que se ha avanzado hasta el día de hoy", ha dicho el vicepresidente, aunque ha advertido de que la cifra será inferior a los 16 millones de dólares (13 millones de euros) que ha solicitado la compañía. "Nuestros cálculos hablan de dos o tres millones de dólares (1,6 y 2,4 millones de euros)", ha detallado.

García Linera ha justificado la nacionalización explicando que las autoridades bolivianas concedieron la licencia de explotación a SAS "en tiempos en los que había un Estado anémico, débil, sin capacidad para hacer nada", pero que las cosas han cambiado en el país andino.

"Ahora estamos en tiempos de Evo Morales y si hay que invertir 500, 700 o 1.000 millones de dólares (410, 574 o 820 millones de euros) para una obra a gran escala en Mallku Khota que dé beneficios a Bolivia, el Estado está preparado y capacitado para hacerlo", ha aseverado.

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció el pasado domingo la nacionalización del yacimiento "para recuperar los recursos naturales del Estado", lo que supondrá la entrada de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) en sustitución de SAS.

Morales adoptó la decisión, en parte, para poner fin a una semana de enfrentamientos entre partidarios y detractores de la presencia de SAS en Mallku Khota, que se saldaron con el secuestro de siete trabajadores de la minera canadiense.

RESPUESTA DE SAS

Por su parte, la compañía ha anunciado que defenderá sus intereses en Mallku Khota a través de las vías judicial y diplomática para, al menos, conseguir una indemnización "justa".

En una rueda de prensa, el presidente de la filial boliviana, Felipe Malbrán, ha señalado que, aunque la minera canadiense todavía no ha recibido una notificación oficial, "está analizando los caminos a seguir".

Si bien, ha indicado que la compañía "está abierta a tener conversaciones con el Gobierno". "Esperamos poder hablar pronto (con los representantes gubernamentales)", ha apuntado.

Además, ha aseverado que SAS está "decepcionada" por la decisión de Morales, ya que Mallku Khota era uno de los proyectos más importantes de la empresa en América Latina.