28 de septiembre de 2007

Bolivia/Irán.- Morales y Ahmadineyad firman acuerdos de cooperación por valor de 1.100 millones de dólares

LA PAZ, 28 Sep. (EP/AP) -

El presidente boliviano, Evo Morales, y el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, firmaron varios acuerdos --en el marco de la visita del iraní a Bolivia-- que suponen el establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, varios convenios de cooperación por valor de 1.100 millones de dólares (776,5 millones de euros) y una declaración en contra de la proliferación de armas nucleares.

Ahmadineyad concluyó así la primera visita que cumple un mandatario iraní al país sudamericano y que le permitió destacar que este viaje abre una etapa de intensa cooperación entre ambos países para lograr su desarrollo y erradicar la pobreza.

Aunque ninguno de los mandatarios se refirió específicamente a las declaraciones de Estados Unidos en las que acusa a Teherán de desarrollar un programa nuclear con fines militares y promover el terrorismo internacional, las declaraciones de ambos tuvieron al parecer entre sus destinatarios a Washington.

"En el camino de dignidad, ningún obstáculo puede detenernos para lograr nuestros objetivos, y los que quieren el mal para nuestros pueblos no lograrán resultado alguno", advirtió Ahmadineyad. Por su parte, Morales --criticado por recibir al presidente iraní-- defendió el "derecho de ampliar nuestras relaciones exteriores con todo el mundo".

Tras la visita a Bolivia, Ahmadineyad viajó hacia la capital venezolana, Caracas, en un avión proporcionado por el Gobierno de Hugo Chávez, según informó el Ministerio de Exteriores boliviano.

Por su parte, la oposición boliviana rechazó la visita del mandatario iraní ante el temor de que se constituya en Bolivia "un foco terrorista", según declaró el gobernador del departamento central de Cochabamba, Manfred Reyes Villa. La fuerza opositora 'Podemos' acusó a Morales de cumplir "órdenes" del presidente venezolano al recibir a Ahmadineyad.

Morales, que acostumbra improvisar sus discursos, leyó una extensa declaración sobre la paz, en momentos en que su Gobierno intensifica la campaña para que el mandatario logre el premio Nobel de la Paz.

En una aparente referencia al problema diplomático de Irán con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, quien acusa a Teherán de desarrollar un programa nuclear con fines militares, Morales señaló que los pueblos "tienen derecho a acceder a tecnología, a conocimientos, pero no por ello deben caer en el chantaje de las grandes potencias".

Los acuerdos firmados por ambos gobiernos establecen que 1.000 millones de dólares serán asignados a acuerdos de "cooperación industrial", que deberán desarrollarse en los próximos años, y otros 100 millones cuyo destino se definirá en los próximos meses, pero con disponibilidad inmediata, según la declaración.

El documento precisa que en noviembre, comisiones de ambos países se reunirán en Teherán para definir proyectos en el área de hidrocarburos --donde se analiza la posibilidad de instalar una petroquímica en Bolivia con la ayuda de Irán, y otros en comercio y en la conformación de empresas conjuntas. Se espera que los primeros contratos entre Irán y Bolivia se firmen en los próximos seis meses.