4 de abril de 2007

Bolivia.- Italia espera una negociación "sin presiones" en la nacionalización de la empresa Telecom Entel en Bolivia

LA PAZ, 4 Abr. (AP/EP) -

El Gobierno italiano espera una negociación "cordial" y "sin presiones" en el marco del interés de su par boliviano de nacionalizar Entel --controlada por Telecom Italia--, y considera como "positiva" la eventual permanencia de esos capitales privados en Bolivia, aseguró ayer el embajador italiano en La Paz, Silvio Mignano.

Mignano informó a AP de que en una reunión con representantes del Gobierno y de Telecom ayer martes, el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, coincidió en que no habrá presiones del Ejecutivo boliviano, ante la eventualidad de que Telecom no quiera vender Entel, la mayor empresa de telecomunicaciones de Bolivia.

En consonancia con lo señalado el pasado mes de marzo por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Mignano indicó: "Nosotros seguimos considerando que la presencia de Telecom (en Bolivia) es positiva".

Sin embargo, "no hay una solución ni positiva, ni negativa, vamos a ver cómo se sigue negociando" y si finalmente Telecom "se quedará o convendrá que salga, pero con condiciones satisfactorias" para la empresa, añadió.

"No es obligatorio que se vaya, no es obligatorio que se quede", insistió el diplomático, poco después de que el viceministro de Coordinación Héctor Arce informara a la prensa de que el Gobierno tiene una estrategia para presionar a Telecom para que venda sus acciones en caso de que la empresa italiana se resista.

Mignano indicó también que en la reunión a la que asistió, a petición de las partes, estuvo presente el presidente de Entel Bolivia y representante de Telecom Italia, Franco Bertone.

"Nos entregaron oficialmente una copia del decreto que se conoce, que busca establecer dentro de un mes los términos para una negociación", agregó respecto de esa norma, divulgada el pasado lunes mediante la televisora estatal por Quintana, y que adelanta la conformación de una comisión en la que participan él y Arce, para negociar con Telecom.

El decreto se produce después del anuncio del presidente boliviano, Evo Morales, el pasado mes de enero de que buscaría la "recuperación" de Entel, que perteneció al estado hasta 1996. Telecom, entonces Stet, se comprometió a invertir 610 millones de dólares en cinco años a cambio del 50 por ciento del paquete accionario, lo que ha sido cumplido abundantemente según Bertone.

El entonces ministro de Obras Públicas y Servicios, Salvador Ric, aseguró a la prensa que el costo del paquete de Telecom en Entel podría estar en los 170 millones de dólares, lo que no fue admitido ni desmentido por la empresa. Un 47 por ciento restante pertenece al pueblo boliviano y es gestionado por dos administradoras de pensiones, y el resto es de otros socios.

La gerencia de comunicación institucional de Entel informó a AP de que desde el lunes, cuando se conoció el decreto, sus ejecutivos evalúan el anuncio, mientras que desde Milán, el vocero de Euro Telecom Italia, Ralph Traviati, dijo que de momento la central no tiene comentarios.