18 de febrero de 2011

Bolivia.- Sindicatos bolivianos inician una huelga nacional de 24 horas para pedir aumentos salariales

LA PAZ, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Central Obrera Boliviana (COB) comenzó este viernes una huelga de 24 horas a nivel nacional para exigir un aumento del salario mínimo de 680 a 8.309 bolivianos (de 70 a 832 euros), propuesta que ha sido rechazada por el Gobierno de Evo Morales.

El ministro de Comunicación Social, Iván Canelas, ha manifestado que el paro general declarado por el COB "no contribuye a solucionar los problemas de los trabajadores, que el Gobierno trata de solucionar", informa la agencia de noticias ABI.

Los sindicatos mantuvieron este jueves una reunión con varios ministros del Gobierno, en la que pidieron un aumento de los salarios del 40 al 70%, por encima de la inflación oficial de 10%.

Morales consideró la petición de risible y acusó a los dirigentes de la COB de buscar protagonismo social, pero reveló que el aumento estaría por encima del 7%.

"A mi me causa risa cuando" quieren un "incremento salarial del 40, 50 al 70%. Como dirigente, especialmente antes, nuestras propuestas siempre eran racionales", dijo Morales en rueda de prensa.

Con respecto a la huelga, Canelas explicó que con el paro "no bajan los precios de los alimentos, ni de otros servicios, ni se reactiva la economía, y los mayores perjudicados son los propios trabajadores".

Movimientos sindicales y de vecinos han mantenido varios días de manifestaciones en protesta por la escasez y la subida de los precios de los alimentos básicos en Bolivia, principalmente de azúcar y trigo, siendo las clases trabajadoras las más afectadas.

Por su parte, el Gobierno de Morales reiteró "su convocatoria al diálogo a la dirigencia de la COB" para alcanzar acuerdos entre ambas partes, por ello convocó este jueves una reunión para buscar soluciones a las demandas de los sindicatos, según anunció el ministro de Trabajo de Bolivia, Félix Rojas.

Sin embargo, la COB --que representa a dos millones de obreros y trabajadores indígenas-- no quiso dialogar con los ministros y pidió un encuentro directo con el presidente.

Morales reiteró que era necesario que los sindicatos debatiesen primero los problemas con los ministros para que después el presidente tomase las decisiones correspondientes. "Cuando los dirigentes sindicales lo definan, el diálogo se reactivará", aclaró.

En este sentido, Canelas subrayó que las relaciones entre el Gobierno y los sindicatos siempre fueron cordiales y excelentes "porque ellos forman parte del proceso de cambio que encabeza el presidente, Evo Morales".