7 de julio de 2009

Bolsa brasileña cae 2,3 pct por temores con economía; real cede

SAO PAULO (Reuters/EP) - Las acciones y la moneda de Brasil cayeron con fuerza el martes, en línea con la tendencia de Wall Street, ante las renovadas preocupaciones sobre la economía de Estados Unidos.

El índice referencial de la bolsa paulista, el Bovespa, cedió un 2,3 por ciento a 49.456,70 puntos, también arrastrado por la caída de los precios de las materias primas como el crudo y los metales básicos.

Los inversores, que buscan señales de que se mantiene la recuperación económica, se vieron frustrados cuando Laura Tyson, consejera del presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que el Gobierno debería planear un segundo paquete de estímulo.

"La cuestión es cuánto va a costar un nuevo paquete fiscal para el Gobierno estadounidense. Sin duda tendrá un costo muy alto y no es la solución al problema", dijo Luiz Roberto Monteiro, asesor de inversiones de la correduría Souza Barros de Sao Paulo.

Monteiro destacó que la preocupación de los inversionistas a que sea lenta la recuperación de la economía ha provocado tomas de ganancias en las bolsas de valores.

"La bolsa brasileña subió mucho en los últimos meses, pero el nivel de 55.000 puntos del Bovespa no era sustentable. Creo que el índice va a retroceder al nivel entre los 47.000 y los 51.000 puntos", remarcó.

Los principales indicadores de Wall Street perdieron entre un 1,97 y un 2,31 por ciento, ante el mayor pesimismo de los inversores sobre el ritmo de la recuperación económica de Estados Unidos.

En la bolsa paulista, las acciones de la gigante minera Vale se desplomaron un 5,57 por ciento y las de la petrolera estatal Petrobras un 2,3 por ciento, siguiendo la caída de los precios de metales básicos y del crudo.

REAL CEDE

En tanto, el real revirtió su tendencia al alza del comienzo de la sesión y cerró con un retroceso del 1,56 por ciento, cayendo por cuarta jornada consecutiva y en línea con el peor humor de los inversionistas con relación a los activos de países emergentes.

El real cerró la rueda en 1,991/1,993 por dólar en el mercado interbancario.

Los inversionistas se mostraron cautelosos a la espera de la temporada de divulgación de balances corporativos.

"Existe una preocupación de que toda la liquidez que el Gobierno (estadounidense) dio para que la economía vuelva a encarrilarse no esté dando de hecho los frutos esperados", comentó Reginaldo Galhardo, gerente de cambio de la correduría de cambio Treviso.

En ese contexto, los inversionistas huían hacia los activos considerados como "puerto seguro", entre ellos el dólar.

A nivel global, la divisa estadounidense se valorizaba un 0,4 por ciento frente a una canasta de principales monedas.