14 de julio de 2009

Bolsas de Asia se benefician por mejor perspectiva de bancos

Por Kaori Kaneko y Aiko Hayashi

TOKIO/SIDNEY (Reuters/EP) - Las bolsas asiáticas rebotaron el martes, impulsadas por un repunte en las acciones financieras estadounidenses que ayudó a Japón a romper una larga racha bajista y revirtió en parte el reciente flujo hacia refugios seguros como el yen y los bonos soberanos.

Noticias optimistas provenientes de Singapur también impulsaron la confianza de los inversores. El crecimiento económico en ese centro de negocios subió un 20,4 por ciento interanual en los tres meses hasta junio, tras cuatro trimestres de contracción.

Varios analistas dijeron que también se espera que otras economías asiáticas que dependen de las exportaciones tengan un mejor segundo trimestre, pero pusieron en duda si eso podrá sostenerse en medio de una débil demanda de consumo en los mercados occidentales más importantes de la región.

La inquietud de cara a datos claves de ventas minoristas que serán reportados el martes en Estados Unidos y de resultados corporativos en ese país -incluídos los del gigante bancario Goldman Sachs- fue suficiente para limitar las ganancias en los precios de las materias primas y mantuvo al petróleo cerca de 60 dólares el barril.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un alza de un 2,3 por ciento, un cambio bienvenido tras una serie negativa de nueve sesiones. El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón avanzaba un 3,38 por ciento.

Las acciones australianas cerraron con un alza de casi el 3,5 por ciento tras un sondeo sorpresivamente favorable sobre las condiciones empresariales en Australia.

La subida tentativa de las acciones parecía disminuir la necesidad de refugios seguros como los bonos soberanos y el yen, que perdían terreno.

El dólar no mostraba casi variantes a 93,05 yenes, tras tocar el lunes un mínimo de cinco meses a 91,73. El euro se afirmaba a 130,55 yenes.

El euro estaba firme a 1,3995 dólares, en el medio de un rango en el que se ha mantenido durante más de un mes. Contra una canasta de monedas, el dólar retrocedía un 0,23 por ciento, a 79,940.

Los inversores están esperando los datos sobre las ventas minoristas en Estados Unidos y los precios al productor, que se conocerán más tarde.