18 de junio de 2009

Bonos EEUU caen ante perspectiva de emisión récord de papeles

Por Pedro Nicolaci da Costa

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los bonos del Gobierno estadounidense se desplomaron el jueves, después que el Tesoro anunció otra ronda de subastas récord para la próxima semana y por nuevos datos que mostraron evidencia de que la recesión se alivia.

La mayor preocupación, no obstante, se mantuvo por los dos billones de dólares en nueva emisión de deuda que se espera para el actual año fiscal, con los inversionistas nerviosos ante la capacidad del mercado de absorber los 104.000 millones de dólares que se ofrecerán en subastas la próxima semana.

Los operadores apostaban que el Gobierno tendrá que ofrecer rendimientos más altos para captar compradores debido a la enorme cantidad de papeles en los mercados.

La liquidación de bonos fue alentada por datos que mostraron un fuerte repunte en el índice manufacturero regional de la Fed de Filadelfia, lo que apoyó la idea de que las fábricas del país finalmente estarían saliendo de la recesión.

"Eso va a ser problemático" dijo John Canavan, estratega de mercado en Stone & McCarthy Research Associates en Princeton, Nueva Jersey.

El Tesoro informó que venderá un total de 104.000 millones de dólares en notas a dos, cinco y siete años la próxima semana. Esta cifra marca un nuevo récord de emisión de bonos para una semana, sobrepasando la cifra previa de 101.000 millones de dólares.

Este anuncio fue suficiente para frenar cinco días de alzas en los papeles del Gobierno, provocando una caída en el precio de la nota de referencia a 10 años de 1-2/32 con un rendimiento de 3,83 por ciento, una ganancia de 13 puntos base en el día.

El tono del mercado fue tan pesimista que los operadores apenas si reaccionaron ante un informe sobre las solicitudes semanales de desempleo. El número de personas que solicitaron ayuda al Estado aumentó modestamente a 608.000.

"El panorama optimista (en la economía) contribuyó a que algunas personas vieran la caída en las solicitudes continuas como algo bueno, pero podría ser que las personas se están quedando sin beneficios", dijo el economista Kim Rupert, director de renta fija de Action Economics, en San Francisco.

"El mercado laboral aún sigue siendo bastante débil, obviamente la tasa de desempleo está bastante alta, y se espera que siga subiendo", agregó.

Los bonos a 30 años cayeron 1-10/32, ofreciendo un rendimiento de 4,61 por ciento, un alza de 11 puntos base.

Los inversores parecieron poner más atención al sondeo de la Fed de Filadelfia, cuya mejoría fue impresionante. El índice repuntó a -2,2, aún por debajo de la marca que separa el crecimiento de la contracción, pero superó ampliamente las proyecciones de una lectura de -17.