12 de agosto de 2009

Bonos EEUU caen por repunte de acciones

Por Richard Leong

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían el miércoles, dado que un alza en Wall Street reducía la demanda por la seguridad de la deuda pública mientras el mercado hacía espacio para la venta de 23.000 millones de dólares en notas a 10 años.

No obstante, la mayoría de los inversores se mantenía cauto antes del comunicado de la Reserva Federal, que podría dar pistas sobre el futuro del programa de compra de bonos del Tesoro.

El alza de las acciones "está golpeando a los bonos. La gente se está preparando además para la subasta de bonos a 10 años", dijo Mark Pawlak, estratega de Keefe, Bruyette & Woods en Nueva York.

La venta de notas a 10 años llega tras una muy buena subasta de 37.000 millones de dólares en deuda a tres años. El Tesoro completará sus operaciones de refinanciamiento trimestral por 75.000 millones de dólares el jueves, con la venta de 15.000 millones de dólares en notas a 30 años, una cifra récord para este vencimiento.

"La subasta a 10 años podría verse afectada antes del comunicado de la Fed", estimó Pawlak.

El precio de la nota de referencia a 10 años caía 6/32 a 95-12/32, dejando atrás un alza previa de 9/32. Su rendimiento, que se mueve a la inversa del precio, era de 3,70 por ciento, frente al 3,67 por ciento del martes.

Los tres principales índices de Wall Street subían más de un 1 por ciento por la fortaleza de los títulos financieros y de los fabricantes de micoprocesadores.

Los datos del Gobierno que mostraron una ampliación en el déficit comercial estadounidense en junio reforzaron la idea de que la recuperación económica será lenta. Esto evitaría que el banco central eleve sus tasas de interés al menos hasta el 2010, dijeron los analistas.

"La venta de notas a 3 años de ayer pareció una subasta fantástica, con gran participación. Creo que la venta de notas a 10 probablemente será más difícil", dijo Doug Bender, director gerente de McQueen, Ball & Associates en Bethlehem, Pennsylvania.

Recientemente ha habido cierta preocupación en torno al apetito por los bonos largos, especialmente de parte de los inversionistas extranjeros, en momentos en que el Gobierno se ha visto obligado a emitir grandes cantidades de deuda para financiar sus grandes paquetes de estímulo y varios de sus rescates económicos.

Las compras de bonos de parte de la Fed, desde fines de marzo, han absorbido una parte del aumento de la emisión.

Este programa, parte de la política de flexibilización cuantitativa de la Fed para estimular la economía, se acerca a su límite de 300.000 millones de dólares y el mercado ha especulado sobre si el banco central lo extenderá o no.

Los operadores esperan atentos el comunicado del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal en busca de pistas sobre el futuro del programa de compra de activos. Este documento será publicado a las 14.15 hora local (1815 GMT) después de una reunión de dos días.