6 de agosto de 2009

Bonos EEUU caen ante respiro en mercado laboral

Por John Parry

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos caían el jueves por señales en la cifra de desempleo semanal de que disminuye la pérdida de empleos, un día antes de publicarse el informe de las nóminas no agrícolas, pero el retroceso era mitigado por una baja en las acciones.

La caída en el mercado de acciones estimulaba cierta demanda por la seguridad de la deuda pública.

Un dato menor a lo esperado en las solicitudes semanales del seguro de desempleo apoyaba el criterio de los inversores de que podría estar en marcha una frágil recuperación de la economía estadounidense.

Además de los indicios de que los sectores de vivienda y manufacturas estadounidenses están cerca de tocar fondo, cualquier indicador de que el deterioro en el mercado laboral está disminuyendo podría aumentar la salida de capital de los bonos de la deuda del Gobierno hacia activos de más riesgo, como las notas corporativas y las acciones.

No obstante, este cambio en las inversiones se ha contenido por los recuerdos entre los inversionistas del pánico que se generó en el 2008, que derrumbó el mercado de acciones, dijeron analistas.

"Algunos inversionistas, especialmente en Estados Unidos, no están listos para cambiarse por completo hacia las acciones", dijo Bruce McCain, estratega de inversiones en Key Private Bank en Cleveland, Ohio.

Los inversionistas ha colocado mucho dinero en los bonos corporativos, que han repuntado con fuerza este año, pero también mantienen ciertos fondos en los bonos del Tesoro ante la posibilidad de que la economía permanezca estancada, dijo McCain.

Las acciones en Wall Street caían el jueves, arrastradas por los papeles de telecomunicaciones y biotecnología.

El precio de la nota de referencia a 10 años, que se mueve de manera inversa a su rendimiento, caía 4/32 con un rendimiento de 3,77 por ciento.

MIRANDO EL MERCADO LABORAL

Más temprano en la sesión, el rendimiento de la nota de referencia tocó su nivel máximo en más de un mes luego de que los bonos entraran en liquidación tras el dato de solicitudes de beneficios por desempleo, que mostró una inesperada reducción de 38.000 la semana pasada.

"El dato de solicitudes de subsidio es otra señal de que la recesión podría haber quedado atrás", dijo Kevin Flanagan, estratega de renta fija con Morgan Stanley en Purchase, en Nueva York.

El Gobierno publicará el viernes su informe sobre las nóminas no agrícolas en julio. Economistas consultados por Reuters estiman que se habrían perdido 320.000 empleos el mes pasado, bastante menos que los 467.000 eliminados en junio.

El precio de la nota a dos años se mantenía sin cambios con un rendimiento de 1,23 por ciento.

La próxima semana, en una operación de refinanciamiento, el Gobierno planea vender 75.000 millones de dólares en bonos.

El papel a 30 años, subía 4/32 en su precio para un rendimiento de 4,54 por ciento, frente al 4,55 por ciento del cierre del mercado el miércoles en Nueva York.