1 de julio de 2009

Bonos EEUU corto plazo suben por comentarios sobre tasas Fed

Por Mary Angela Rowe

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los precios de los bonos cortos del Tesoro estadounidense subieron el miércoles después de que una funcionaria de la Reserva Federal dijera que las tasas de referencia podrían permanecer bajas por un amplio período y datos de empleo más débiles de lo esperado que reforzaron la opinión de una economía débil.

Por el contrario, los precios de los bonos de larga data cayeron durante el primer día del tercer trimestre, ya que los inversionistas temieron que las bajas tasas a corto plazo pudieran provocar inflación en el mercado y un repunte en las acciones socavó cualquier demanda por su refugio seguro.

Según los analistas, la anticipación al anuncio de la venta de bonos que se hará el jueves también pesó sobre los bonos a largo plazo.

Las notas a corto plazo, más sensibles a los cambios en las tasas de interés de la Reserva Federal, subieron luego de los comentarios del martes en la noche de la presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Janet Yellen.

"No está fuera de las posibilidades reales que la tasa de fondos de la Fed pueda mantenerse en cero por el próximo par de años", expresó.

Los precios de las notas a dos años subieron 4/32 a 99-4/32, con un rendimiento de 1,05 por ciento desde el 1,13 por ciento del martes.

Por su parte, las notas de referencia a 10 años cayeron 2/32, rindiendo 3,55 por ciento desde el 3,54 por ciento del martes, mientras que los bonos a 30 años descendieron 7/32, para un rendimiento de 4,34 por ciento a 4,33 por ciento de su cierre del martes.

La ampliación de la curva de rendimiento de los bonos podría obedecer a la ansiedad previa a las subastas de la próxima semana que serán anunciadas el jueves e incluirán deuda a 10 años indexada a la inflación y papeles a 3 y 10 años-,

"Va a ser una subasta difícil de digerir", dijo Richard Lee, de Wall Street Access, Nueva York.

El panorama de los bonos parece sombrío. Ni siquiera el informe sobre el empleo, que mostraría una tasa de desempleo de 9,6 por ciento -su máximo en 26 años- sería capaz de provocar una salto de los inversionistas hacia la seguridad de los bonos.

"A menos de que haya drásticas variaciones de los esperado para las cifras del empleo, todo el mundo ya está esperando lo peor de estas cifras, por lo que la mayor parte de esta baja ya fue tomada en cuenta", dijo Lee.

Esto podría no ser suficiente para sacar a las notas de la deuda de su bajón, ya que los datos económicos mixtos y más débiles de lo esperado del miércoles tuvieron poco impacto en el mercado de los bonos.

El informe de empleo de la firma ADP para junio mostró que el sector privado estadounidense perdió más puestos de trabajo que los esperados en en el mes, aunque no resultó tan negativo como en el mes previo. Y el gasto en construcción también cayó por sobre las expectativas del mercado.

Sin embargo, estos datos no lograron aumentar la demanda por las notas del Gobierno, ya que los inversionistas han decidido hacerse a un lado, de cara a los datos de empleo del jueves, con un declive esperado para los nóminas fabriles de 363.000 puestos en junio.

"La tendencia va a ser bajos precios y mayores rendimientos", indicó Lee. "El mercado va a entrar en liquidación por el resto de esta semana y, dependiendo de los números, la próxima semana", agregó.