2 de julio de 2009

Bonos EEUU suben por fuerte baja nóminas de empleo

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían el jueves, luego que una caída mayor a la esperada en las nóminas de empleo de junio sacudiera la confianza sobre el ritmo de recuperación de la economía, aunque el alza era limitada por las próximas emisiones de deuda.

El temor de los inversores al impacto de las próximas subastas de deuda frenaba la subida de los bonos de plazos más largos. El Tesoro anunció que venderá 73.000 millones de dólares en cupones la próxima semana.

"Los números de empleo fueron bastante débiles, lo cual dio a los bonos algo de impulso", dijo Jeff Given, gerente de carteras de MFC Global Investment en Boston, agregando sin embargo que ante la sombra de las emisiones, "se vuelve realmente más difícil encontrar al comprador natural a medida que uno se mueve por la curva de rendimientos".

En este contexto, el bono a 10 años subía 12/32 en precio y rendía un 3,50 por ciento frente al 3,55 por ciento del miércoles, mientras que el papel a treinta años se negociaba con un alza de 6/32 y rendía un 4,32 por ciento desde el 4,33 por ciento de la sesión previa.

El Gobierno estadounidense dijo que en junio se perdieron 467.000 empleos, por encima de los 322.000 perdidos en mayo y muy por encima de las expectativas de los economistas.

Además, la tasa de desempleo subió a un 9,5 por ciento el mes pasado desde un 9,4 por ciento en mayo.

Los datos económicos negativos generalmente benefician a los bonos porque hacen que los inversores, aversos al riesgo, se refugien en la seguridad de la deuda pública.

"Esto es definitivamente positivo para los bonos", dijo Carl Lantz, estratega de Credit Suisse en Nueva York, agregando que "la combinación de menos horas trabajadas, salarios sin cambios y menor empleo significa un menor ingreso, lo cual va a impactar en el gasto del consumidor".

Al tiempo que impulsó los bonos, el dato del empleo golpeó a las acciones.

El Tesoro dijo que la próxima semana venderá 35.000 millones de dólares en bonos a tres años, 19.000 millones en bonos reabiertos a 10 años y 11.000 millones en bonos reabiertos a 30 años, junto con 8.000 millones de dólares en notas indexadas a la inflación.

Aunque el monto total de las subastas se ubicó dentro de lo esperado, los inversores temen que el apetito global por la deuda estadounidense pueda reducirse.

El bono a dos años subía 3/32 en precio y rendía un 1,00 por ciento frente al 1,05 por ciento del miércoles, mientras que el papel a cinco años ganaba 13/32 y arrojaba un rendimiento del 2,44 por ciento frente al 2,53 por ciento de la sesión previa.

Los mercados estadounidenses estarán cerrados el viernes por el feriado del Día de la Independencia.

(Chris Reese y Burton Frierson)