5 de mayo de 2006

Brasil/Bolivia.- Analistas y políticos brasileños opinan que 'Lula' tuvo una actitud "débil" con Evo Morales

BRASILIA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Analistas y políticos brasileños opinaron hoy que el presidente del país, Luiz Inacio 'Lula' Da Silva, tuvo una actitud "débil" con el mandatario boliviano, Evo Morales, durante la cumbre de ayer, jueves, en Puerto Iguazú, ante la nacionalización de los hidrocarburos, y cuestionaron que haya tratado con sus homólogos de Argentina, Néstor Kirchner, y Venezuela, Hugo Chávez, un tema bilateral brasileño-boliviano.

La expectativa en los medios políticos y empresariales brasileños era que Lula consiguiera de Morales una garantía pública de que no habrá alteraciones en el suministro a Brasil, cuya industria se alimenta del gas boliviano, y que defendiera la presencia en ese país de la estatal Petrobras, según informa el diario argentino 'Clarín'.

La mayoría de las críticas apuntan a que, como Morales destacó la importancia de Petrobras para su país, se esperaba que el mandatario boliviano "diera un plazo para negociar el papel de la compañía y el tema de los precios" de venta de gas a Brasil.

Paulo Kramer, de la firma consultora Kramer y Asociados, afirmó que no sabe "hasta qué punto está seguro el abastecimiento, si ya se rompieron los contratos". En su opinión, no tienen "ninguna garantía de cuál será el destino de las inversiones que hizo Petrobras" en Bolivia a lo largo de la última década y que superan los 1.500 millones de dólares.

A este respecto, el ministro de Exteriores brasileño, Celso Amorim, rechazó estos cuestionamientos y dijo que se trata de una reacción "oportunista" de cara a las elecciones presidenciales de este año. Por su parte, la senadora oficialista Idelí Salvati señaló que 'Lula' actúa a como "un jefe de Estado que tiene posición estratégica en las relaciones latinoamericanas".

DEFENDER SUS INTERESES

Sin embargo, Carlos Lopes, de la consultora Santa Fe Ideias, apuntó que el "simbolismo" que transmitió Brasil en la cumbre de ayer "fue malo", ya que, según indicó, a este país "le corresponde defender sus intereses, o sea, Petrobras". "Por el camino que lleva el Gobierno del presidente 'Lula' sólo nos falta devolverle a Bolivia (el estado brasileño de) Acre y pedir disculpas por la demora", añadió refiriéndose al estado fronterizo que tras una confrontación con Bolivia fue anexionado por Brasil en 1903.

Para el senador Arthur Virgilio, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), 'Lula' "tendría que decirle duramente a Evo Morales que puede buscar un arbitraje internacional. Además, pidió que Brasil retire a su embajador de Bolivia y sólo deje a "alguien de una jerarquía menor para que el Gobierno boliviano pueda sentir que no agradó" la forma en que se anunció y se trató la nacionalización de los hidrocarburos.