9 de mayo de 2007

Brasil/Bolivia.- 'Lula' está de acuerdo con vender las dos refinerías a Bolivia siempre que se pague "un precio justo"

BRASILIA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luis Inácio 'Lula' Da Silva, manifestó estar de acuerdo con la venta a Bolivia de las dos refinerías que están en manos de la estatal Petrobras, siempre que el Estado boliviano pague "un precio justo" por ellas.

"Petrobras no tiene inconveniente en vender las refinerías, pero quiere un precio justo (...) y si no es pago, tendremos que ir a la justicia internacional para exigir los derechos de la empresa", dijo en declaraciones a los medios locales.

Petrobras es propietaria de las refinerías Guillermo Elder, en el departamento de Santa Cruz, y Gualberto Villarroel, en Cochabamba. Ambas plantas fueron adquiridas en 1994 por 104 millones de dólares (76,8 millones de euros) y ahora la estatal brasileña quiere venderlas por 130 millones de dólares (96 millones de euros), pero Bolivia ha manifestado que sólo está dispuesto a pagar 60 millones de dólares (44,3 millones de euros).

Ayer, el Gobierno brasileño, a través del Ministerio de Minas y Energía, fijó un plazo de 48 horas a Bolivia para que defina la negociación de las dos plantas, que deberán a pasar a manos del Estado en el marco del proceso de nacionalización que decretó el presidente Evo Morales.

'Lula' ha manifestado que está de acuerdo en que Petrobras endurezca sus negociaciones con Bolivia, aunque aclaró que por los momentos este impasse no está afectando a las relaciones bilaterales.

BOLIVIA CONSIDERA LA NEGOCIACIÓN

Por su parte, el Gobierno boliviano indicó que un equipo especializado continúa analizando la propuesta hecha por Petrobras para comprar cuanto antes las dos refinerías y ponerlas a producir a favor del Estado. También anunció que personal técnico de la estatal brasileña se reunirá en La Paz con las autoridades bolivianas para cerrar la negociación.

"La propuesta que llegó del Brasil está en análisis (estudio) y pronto, es decir, en las próximas horas nuestro ministro, Carlos Villegas dará la respuesta para que el diálogo continúe y nos demos los plazos correspondientes", dijo el presidente Evo Morales.

A este respecto, Morales acotó que agotarán todas las vías de diálogo a fin de llegar a un acuerdo que no perjudique a las partes, y desestimó la posibilidad de que Brasil acuda a los tribunales internacionales en caso de que el conflicto no se resuelva satisfactoriamente.

"Estoy convencido que con países vecinos como Brasil jamás habrá que apelar a los arbitrajes internacionales (...) porque con seguridad que habrá entendimiento, esto no es un problema, sólo falta profundizar el diálogo", expresó.