1 de julio de 2013

Brasil.- Los camioneros consiguen bloquear parte de Sao Paulo en el inicio de la huelga de tres días

BRASILIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Unión Brasil Camionero (MUBC) ha conseguido bloquear este lunes varias de las principales avenidas de Sao Paulo en el inicio de la huelga de 72 horas que la asociación ha convocado para demandar una rebaja de los combustibles y de los peajes.

La huelga de los transportistas de mercancías se une a las movilizaciones de asociaciones civiles que se producen desde hace tres semanas para reclamar mejoras sociales al Gobierno de la presidenta, Dilma Rousseff.

Aunque las protestas comenzaron por la subida del precio de los transportes en Sao Paulo, pronto se trasladaron a otras ciudades en las que se reclamaba una mejora de los servicios sociales y la reducción de las inversiones en los grandes eventos que Brasil celebrará en los próximos años, como el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, así como la Copa Confederaciones, que acabó el domingo.

Rousseff ha convocado para este lunes una reunión de los ministro del Ejecutivo para avanzar en las medidas que debe adoptar el Gobierno para concretar las reclamaciones de los manifestantes y asociaciones civiles que se manifiestan desde hace tres semanas.

La asociación de camioneros ha reclamado mantener las protestas hasta el jueves, aunque ha pedido a los transportistas que no perjudiquen a los brasileños. "Recomendamos a todos a no programar viajes para ese período, de manera de reducir el número de vehículos de carga en las carreteras, pero sin causar trastornos a los ciudadanos", ha indicado en una nota.

Los principales cortes de circulación se han producido en Sao Paulo y los alrededores, además de en el estado de Minas Gerais, donde varias carreteras han sido cortadas por el bloqueo de decenas de camiones, según ha indicado medios locales.

El sindicato ha exigido "subsidios para el diésel, para abaratar los precios de los alimentos y todos los productos", el fin del pago de peajes para los camioneros y un control exhaustivo de las licencias de transportistas para evitar el fraude de personas ajenas a la profesión.