27 de septiembre de 2007

Brasil.- Carlos Slim pide a Telefónica que aclare sus intenciones en Brasil, según 'Financial Times'

LONDRES, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El magnate mexicano Carlos Slim ha pedido a Telefónica, su rival en Brasil, que sea claro sobre sus intenciones en el mercado brasileño de la telefonía móvil, el de más rápido crecimiento en Sudamérica, según publica hoy el diario 'Financial Times'.

La multinacional española forma parte de un consorcio que ha acordado tomar una participación de control en Telecom Italia, propietaria de TIM, una de las principales operadoras de telefonía móvil de Brasil. Además, Telefónica comparte con Portugal Telecom el control de Vivo, la mayor compañía de móviles del país y principal rival de TIM.

En su esfuerzo por conseguir la aprobación de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Telefónica indicó al regulador que no influirá en TIM Brasil a pesar de sus planes de formar parte del consorcio. Está previsto que Anatel tome una decisión el próximo mes de octubre.

Durante una entrevista realizada la semana pasada, Slim --considerado el hombre más rico del mundo-- dijo que la situación es "confusa".

"Lo lógico, y por esto pensamos que es malo que ellos (Telefónica) no definan la situación, es que Telefónica se una con Telecom Italia Brasil... Lo que no nos gusta es la incertidumbre, tanto para el regulador brasileño, como para sus competidores y para el mercado", afirmó Slim.

Por su parte, Telefónica manifestó el miércoles su compromiso de no interferir en Brasil o en otro país en los que tengan presencia ambas compañías.

El movimiento de la compañía que preside César Alierta para entrar en Italia se llevó a cabo después de que Slim fracasara en su intento por comprar una participación en Telecom Italia, tras presentar una oferta con la operadora AT&T. Con este acuerdo, el mexicano --propietario de Telmex y América Móvil-- habría conseguido una parte de TI y, lo que es más importante, una mayor presencia en el mercado brasileño.

Sin embargo, la oferta no llegó a buen puerto, después de que AT&T apuntara a "incertidumbres" políticas y regulatorias, momento en el que Telefónica aprovechó para presentar su propia oferta, que está pendiente de conseguir la aprobación regulatoria de las autoridades brasileñas y argentinas, ya que el grupo italiano también opera en este país.

Según el rotativo, Slim, que ha tratado de frenar el acuerdo de Telefónica, ha acusado a la firma española de crear "falta de claridad". "Es confuso porque, por una parte, ellos tienen la realidad (como grupo que controla TI) y, por otra, dicen que no tienen nada que hacer con la operación... Es como si nosotros fuéramos el socio más importante de un grupo que controla una compañía y decimos que no tenemos nada que hacer con la compañía".