21 de febrero de 2007

Brasil/España.- La directora de ARCO augura que la invitación de Brasil "potenciará el mercado lationamericano" en 2008

La feria internacional de arte contemporáneo fue visitada por 192.000 personas, con un aumento en las ventas del 15 por ciento

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La directora de ARCO, Lourdes Fernández, auguró que la invitación de Brasil en 2008 "potenciará el mercado latinoamericano", ya que el "gran reto" es que el país sudamericano "consiga cruzar las fronteras hacia el mercado europeo", algo que, a juicio de Fernández, "sí ocurre ya entre Brasil y España". Según Fernández, en el "éxito objetivo" de la pasada edición de ARCO "contribuyó significativamente que Corea fuera el país invitado".

Lourdes Fernández hizo un balance "muy optimista" de la 26 edición de la feria internacional de arte contemporáneo, que cerró sus puertas el pasado 19 de febrero con "unas cifras muy satisfactorias": 192.000 visitas y un aumento del 15 por ciento en el volumen de ventas en relación con 2006.

"Madrid y toda España se han volcado por todo lo alto con la feria, por lo que fue un acierto segmentar esas visitas en dos partes", es decir, "los dos primeros días para el público profesional y, el fin de semana, para el público general", valoró Fernández. Esta decisión, sumada al "buen momento por el que atraviesa el mercado de arte contemporáneo", explica que "el nivel de ventas fuera excelente".

En un acto convocado por la revista XL Semanal, Lourdes Fernández agradeció "el gran trabajo" realizado tanto por galeristas como por coleccionistas extranjeros y, particularmente, españoles, ya que en la edición de 2007 han ofrecido "un gran apoyo al mercado de arte contemporáneo", explicó.

Asimismo, Fernández valoró satisfactoriamente el "apoyo histórico" de las instituciones, destacando el brindado desde el Ministerio de Cultura que, en la pasada edición de ARCO, invirtió más de dos millones de euros en obras de arte, entre las que se encuentran varios dibujos de Picasso de "gran calidad" que, según anunció Fernández, serán donados al Museo de Arte Reina Sofía.