19 de mayo de 2008

Brasil.- Galicia y Río de Janeiro pondrán en marcha un centro para formar a discapacitados y excluidos sociales

RÍO DE JANEIRO, 19 May. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Marcos J. Gómez) -

El jefe del Ejecutivo gallego, Emilio Pérez Touriño, y el prefecto de la ciudad brasileña de Río de Janeiro (Brasil), César Maia, ratificaron hoy un convenio para poner en marcha un grupo de trabajo que se encargará de diseñar las características del futuro centro iberoamericano de capacitación de profesionales, que estará destinado a la formación de personas discapacitadas y en situación de exclusión social.

En declaraciones tras firmar el acuerdo en la Prefectura de Río, Touriño explicó que la iniciativa pretende aprovechar la experiencia en la materia de ambas regiones, sumando recursos para lograr un gran centro "con vocación iberoamericana", que abrirá la puerta a la iniciativa privada y tendrá su sede en la ciudad carioca que estos días visita el presidente gallego.

César Maia, por su parte, destacó que la puesta en marcha del centro permitirá la calificación del personal de forma permanente e hizo asimismo hincapié en la importancia de llevar a cabo este tipo de acciones conjuntas en el marco de la inclusión laboral, relacionada con el área de la salud y lo social.

El prefecto, que con tres legislaturas se ha convertido en la persona que rige durante más tiempo la urbe de Río, entregó la llave de la ciudad al máximo mandatario gallego y elogió las "provechosas relaciones" existentes entre Brasil y España, de la que destacó el crecimiento logrado en las últimas tres décadas. "Queremos el mismo camino que España en los últimos treinta años", concluyó.

También Touriño destacó la intensa relación que mantiene Galicia y España con el país carioca y subrayó que desde la Península Ibérica se vea a Brasil como "un país estratégico" y como una referencia de liderazgo en Iberoamérica, ya que ofrece una perspectiva de estabilidad y seguridad.

Tras reunirse con el prefecto, el presidente de la Xunta tiene previsto mantener una comida con empresarios gallegos en Brasil, en la segunda jornada de su periplo por el país, en el que prácticamente es tratado como un jefe de Estado, ya que la comitiva gallega viaja con cuatro coches oficiales y flanqueada por seis motocicletas de la Policía brasileña.