14 de agosto de 2009

Brasil pedirá a EEUU garantías sobre plan militar con Colombia

LIMA (Reuters/EP) - Brasil pedirá a Estados Unidos que, al igual que Colombia, aclare el objetivo del plan bajo el cual utilizará siete bases militares en el país sudamericano, dijo el viernes el canciller brasileño, para ayudar a aplacar las dudas que el acuerdo despertó en la región.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, confirmó que su país se ha contactado con funcionarios estadounidenses de alto nivel y que existe una "disposición muy buena" para que el mandatario Luiz Inácio Lula da Silva dialogue con su colega Barack Obama sobre temas de la región.

"Obviamente las garantías para nosotros tienen que venir no solamente de Colombia, tienen que venir también de una manera o de otra de Estados Unidos, porque ellos tendrán la gente, tendrán los aviones", afirmó Amorim a periodistas en la capital peruana, Lima.

"Aunque no tengamos ninguna razón para sospechar que (las bases) van a ser utilizadas de manera distinta, en las relaciones internacionales así se hace", agregó.

El plan bajo el cual Estados Unidos podría utilizar siete bases colombianas generó preocupación en la región, mayormente en Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez hasta advirtió de una posible guerra en la región.

En el diálogo, Lula también pediría a Obama una respuesta más firme, aunque "sin ningún tipo de intervención", por parte de Washington a la crisis en Honduras, donde hace mes y medio militares sacaron a punta de pistola al presidente Manuel Zelaya y lo trasladaron a Costa Rica.

"Estados Unidos tiene más poder que cualquier otro país para persuadir a los que están ahí en el Gobierno de facto (de Honduras) a aceptar lo que el presidente Zelaya ya aceptó", afirmó el canciller.

Hasta el momento, el Gobierno interino de Roberto Micheletti se ha negado a aceptar una propuesta que contempla el retorno de Zelaya, sacado del poder bajo acusaciones de violar la Constitución al intentar celebrar una consulta popular que habría allanado la vía de la reelección.

Amorim visitó Lima para firmar varios acuerdos bilaterales y conversar sobre la visita a Perú del presidente Lula, prevista para el 11 de diciembre.