18 de agosto de 2015

Petrobras se puede enfrentar a una de las mayores sanciones impuestas por EEUU

RIO DE JANEIRO/NUEVA YORK, 18 Ago. (Reuters/EP) -  

   La compañía estatal brasileña Petrobras podría verse obligada a pagar sanciones 'récord' por valor de hasta 1.600 millones de dólares para resolver las investigaciones criminales y civiles sobre su papel en un escándalo de corrupción, según ha dicho a la agencia Reuters una persona informada recientemente por los asesores legales de la empresa.

   Petroleo Brasileiro SA, como es conocida formalmente la compañía, podría tener que hacer frente a las mayores sanciones impuestas por las autoridades de Estados Unidos en una investigación sobre corrupción corporativa, según la fuente, quien tiene conocimiento directo sobre las estimaciones de la empresa.

   Sin embargo, aclara que el proceso de solución podría demorarse entre dos a tres años. Hasta la fecha, el mayor acuerdo por cargos de corrupción corporativa con el Departamento de Justicia y la Comisión de Valores de Estados Unidos fue un acuerdo del 2008 con Siemens AG, el gigante industrial alemán.

   La compañía alemana accedió a pagar a Estados Unidos 800 millones de dólares para resolver los cargos relacionados a su papel en una trama de sobornos, y pagó aproximadamente la misma cantidad a las autoridades en su país.

   La fuente ha indicado a Reuters que los asesores legales dijeron que creen que Petrobras haría frente a multas que podrían ser tan grandes o superiores a los 1.600 millones de dólares que pagó Siemens en total en Estados Unidos y Alemania.

   Otras dos fuentes con conocimiento directo de los planes de Petrobras también dijeron que cualquier acuerdo, si bien podría tardar varios años en llegar, posiblemente sería "grande", aunque rechazaron hacer una estimación.

   Las tres fuentes solicitaron la condición de anonimato y advirtieron de que cualquier estimación del tamaño de las posibles multas es preliminar. Petrobras aún no ha comenzado las negociaciones para lograr un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, cuyas investigaciones se cree que estarían en una fase inicial.

Para leer más