21 de septiembre de 2009

Brasil prorroga plazo para propuesta de cazas

SAO PAULO (Reuters/EP) - La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) informó el lunes que prorrogó hasta el 2 de octubre el plazo para que las empresas que se disputan el abastecimiento de nuevos cazas para Brasil presenten sus propuestas.

Originalmente, las tres fabricantes finalistas del programa F-X2 tenían hasta el lunes para presentar mejoras en sus ofertas a la FAB.

La francesa Dassault, con el avión caza Rafale; la estadounidense Boeing, con el F-18 Super Hornet; y la sueca Saab, con el Gripen NG, compiten por el contrato para la venta de 36 cazas de uso múltiple, que reemplazarán a los que operan actualmente, considerados obsoletos.

La prórroga del plazo se hizo a pedido de Saab, informó la FAB a través de un comunicado.

El viernes, el ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, ya había dejado entrever la posibilidad de extender los plazos para la presentación de mejoras mientras se encontraba de visita en Río de Janeiro. El cronograma inicial de la FAB prevé el anuncio de la elección del nuevo caza a fines de octubre.

El Rafale es señalado como el gran favorito para vencer en la disputa, principalmente después de la visita del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, al país sudamericano para la conmemoración de su Día de la Independencia, el 7 de septiembre pasado.

En esa ocasión fue divulgado un comunicado conjunto de Sarkozy y de su homónimo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en que ambos líderes anunciaron la apertura de las negociaciones para la compra de los aviones Rafale por parte de Brasil.

Las empresas se niegan a entregar valores, pero fuentes ligadas al Gobierno francés afirman que la propuesta de Dassault, considerada la más cara de las tres, es por cerca de 5.000 millones de euros (xxxx millones de dólares).

La semana pasada, el viceministro de Defensa de Suecia, Hakan Jevrell, viajó a Brasil y dijo que el precio del Gripen NG corresponde a la mitad del de los demás competidores.

El anuncio de los presidentes el 7 de septiembre, que causó sorpresa entre los involucrados en el proceso de elección, fue ampliamente interpretado como una victoria de Dassault en la disputa.

Al día siguiente el Ministerio de Defensa divulgó un comunicado para decir que aún no había sido tomada una decisión. La semana pasada, Lula reiteró que la disputa todavía estaba indefinida y atribuyó las afirmaciones de que el Rafale había sido escogido a "la fértil imaginación de las personas que hacen prensa".

Al momento de anunciarse la apertura de negociaciones entre Brasil y Francia, el Gobierno galo también dio a conocer su intención de adquirir algunas unidades del carguero KC-390, que está siendo desarrollado por la brasileña Embraer.