4 de febrero de 2015

Rousseff acepta la renuncia de la presidenta ejecutiva de Petrobras

Rousseff acepta la renuncia de la presidenta ejecutiva de Petrobras
REUTERS

BRASILIA, 4 Feb. (Reuters/EP) -  

   La mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, ha aceptado este martes la renuncia de la presidenta ejecutiva de Petrobras, Maria das Graças Foster, según ha indicado una fuente gubernamental, tras una jornada llena de rumores sobre un cambio de mando en la petrolera que impulsó la mayor alza diaria de sus acciones en 16 años.

   El Gobierno, que espera reemplazar a Foster al mando de la empresa estatal en el transcurso de febrero, también planea realizar cambios entre los máximos ejecutivos de la compañía, según ha detallado a Reuters la misma fuente, que habló bajo condición de anonimato.

   La decisión se produjo horas después de que el sitio web del diario 'Folha de S. Paulo' informase de que la oficina presidencial le había notificado a Foster que sería reemplazada. Según el diario, Rousseff estaría convencida de que la situación de Foster es "insostenible".

   Los inversores esperan que un nuevo liderazgo ayude a restaurar la credibilidad de la empresa, sacudida por un escándalo de corrupción. Las acciones preferentes de Petrobras se dispararon el martes un 15,47 por ciento, a 10 reales, su mayor ganancia en 16 años. Este avance empujó a la bolsa de Sao Paulo, que ganó un 2,76 por ciento en el día.

Relacionadas

   La decisión se produjo tras una reunión entre Rousseff y Foster, en medio de una creciente presión para que el gobierno de Rousseff dote de una mayor transparencia a Petrobras.

   La Policía ha dicho que destapó un esquema de arreglo de precios y sobornos que supuestamente benefició al Partido de los Trabajadores de Rousseff y a otras agrupaciones políticas.

   Según las autoridades, el esquema desvió al menos 3.700 millones de dólares de las arcas de Petrobras, aunque la cifra podría superar los 28.000 millones de dólares.

   La semana pasada, Petrobras dijo que la corrupción hizo que el valor de los activos de la empresa cayera en 61.400 millones de reales (22.700 millones de dólares).

   Foster comenzó a trabajar en Petrobras en la década de 1970 y ascendió rápidamente en el organigrama de la empresa hasta llegar a dirigir la petrolera entre 2003 y 2010. Foster ha dicho en repetidas ocasiones que no hizo nada malo.