12 de agosto de 2009

Brecha comercial EEUU sube en jun. a 27.010 mln dlrs

Por Doug Palmer

WASHINGTON (Reuters/EP) - Un alza de los precios del petróleo ayudó a incrementar el déficit comercial de Estados Unidos en junio, pero la brusca caída de las exportaciones de bienes manufacturados y de las importaciones parece haberse estabilizado, mostró el miércoles un reporte del Departamento de Comercio.

La brecha comercial mensual totalizó alrededor de 27.000 millones de dólares, un alza de 4,0 por ciento desde mayo. El déficit fue menor de lo que muchos analistas preveían debido al aumento de la demanda internacional de bienes y servicios de Estados Unidos, que contrarrestó parte del impacto del incremento de los precios del crudo.

Tanto las exportaciones como las importaciones estadounidenses continuaban fuertemente debajo de los registros vistos en julio del 2008, justo antes de que la crisis financiera global empezara a causar estragos en el comercio internacional.

Pero "la abrupta caída en las exportaciones e importaciones de bienes manufacturados de Estados Unidos parece estar estabilizándose", dijo Frank Vargo, vicepresidente para Asuntos Internacionales de la Asociación Nacional de Manufactureros.

Por cuarto mes consecutivo, las exportaciones de bienes manufacturados estadounidenses totalizaron casi 67.000 millones de dólares y las importaciones de productos manufacturados fueron de casi 93.000 millones de dólares, dijo Vargo.

El déficit comercial para los primeros seis meses del 2009 fue cercano a 173.000 millones de dólares, una caída de más del 50 por ciento respecto del mismo período del año anterior. En términos interanuales, las exportaciones registraron un descenso de un 19,3 por ciento desde el 2008, mientras que las importaciones bajaron un 28,8 por ciento.

El déficit de junio, menor a lo esperado, representó, por sí solo, buenas noticias para la economía estadounidense, que empieza a mostrar indicios de salir de una recesión que empezó en diciembre del 2007.

"No obstante, otras cifras ya dadas a conocer en las áreas de la construcción y de los inventarios apuntan a una revisión a la baja del crecimiento del PIB del segundo trimestre a -1,6 por ciento desde un -1,0 por ciento", dijo Nigel Gault, economista jefe para Estados Unidos de IHS Global Insight.

En perspectiva, la brecha mensual entre las importaciones y las exportaciones debería ampliarse durante el segundo semestre del año, ya que los productores y minoristas reabastecen actualmente los magros inventarios.

Así que a diferencia de la primera mitad del 2009, "el comercio será un lastre para el crecimiento. Pero será un lastre en un contexto en el que tanto las exportaciones como las importaciones están crecimiento, ya que la economía estadounidense y la economía global están saliendo de la recesión", dijo Gault.

ALZA PRECIO CRUDO

Las importaciones estadounidenses de bienes y servicios aumentaron un 2,3 por ciento en junio a 152.800 millones, su mayor nivel desde enero. El alza en los precios del petróleo significó la mayor parte de este incremento, y la importación de bienes de consumo cayó a su menor nivel desde noviembre del 2005.

El precio promedio para el petróleo importado subió por cuarto mes consecutivo a 59,17 dólares por barril, ayudando a ampliar la brecha comercial con la Organización de Países Exportadores de Petróleo a su mayor nivel desde octubre del 2008.

Las exportaciones estadounidenses subieron un 2,0 por ciento en junio a 125.800 millones de dólares debido a una mayor demanda extranjera por los insumos industriales, materias primas y bienes de capital.

La exportación de alimentos y bebidas tocó su nivel más alto desde octubre del 2008.

Pero mejorar esos resultados podría ser difícil.

"Aunque estamos viendo señales de que la peor parte de la reciente turbulencia económica está detrás nosotros, todavía estamos frente a desafíos para resucitar las manufacturas nacionales y expandir las exportaciones estadounidenses", dijo el secretario de Comercio de Estados Unidos, Gary Locke, en una declaración.

El déficit comercial con China, tema sensible en materia política, se amplió a 18.430 millones de dólares, el mayor saldo negativo con cualquier país. Las importaciones desde China durante el mes de junio fueron de 23.980 millones, mientras que las exportaciones de Estados Unidos a ese país apenas llegaron a 5.550 millones de dólares.

Otras cifras del miércoles mostraron que las solicitudes hipotecarias en Estados Unidos cayeron la semana pasada, reflejando una caída en la demanda por créditos para refinanciar hipotecas, ya que las tasas se elevaron a sus niveles más altos desde junio.

La Asociación de Banqueros Hipotecarios dijo que su índice estacionalmente ajustado de aplicaciones hipotecarias, que incluye tanto los créditos de compra como de refinanciamiento, para la semana terminada el 7 de agosto, bajó un 3,5 por ciento.

El reporte mostró que aunque los refinanciamientos habían bajado abruptamente, las solicitudes para créditos de compra de viviendas, que son más sensibles a la tasas de interés que los refinanciamientos y son un indicador anticipado de las ventas, subieron ligeramente.

Aun así, el tibio interés en los créditos para compras no se presenta bien para el golpeado mercado inmobiliario estadounidense, que ha empezado a mostrar indicios de estabilización.