18 de junio de 2009

Caen acciones Asia, fin de trimestre impulsa toma de beneficios

Por Eric Burroughs

HONG KONG (Reuters/EP) - Las acciones asiáticas retrocedieron el jueves, con algunos inversores tomando beneficios luego de sólidas ganancias en el segundo trimestre generadas por señales de que la economía global comienza a recuperarse.

Las acciones asiáticas fuera de Japón treparon cerca de un 30 por ciento en el trimestre de abril a junio y van encaminadas a su mayor ganancia trimestral en 16 años, impulsadas por un repunte en el índice Hang Seng de Hong Kong y en el referencial indio SENSEX.

Los analistas continúan divididos respecto a cuanto se reactivará este año el gasto de los consumidores en las economías más importantes, lo que ayudaría a impulsar el crecimiento.

Pero la confianza renovada entre los asesores de carteras los ha envalentonado para apostar por acciones golpeadas el año pasado por la crisis, cuando los fondos de cobertura fueron obligados a abandonar activos y la economía global cayó en su recesión más profunda en décadas.

Un sondeo mensual de Bank of America-Merrill Lynch mostró que los asesores de fondos globales se han movido hacia acciones sobreponderadas por primera vez desde diciembre del 2007, durante la primera etapa de la crisis que comenzó hace casi dos años.

La encuesta también descubrió que las expectativas de crecimiento global alcanzan su máximo nivel en seis años.

El índice promedio japonés Nikkei retrocedió un 1,4 por ciento y ha perdido casi un 5 por ciento desde el máximo en ocho meses que alcanzó la semana pasada.

Pero para el trimestre entre abril y junio, el primero del año de negocios en Japón, el Nikkei todavía exhibe un repunte de un 19 por ciento, que sería su mayor alza trimestral desde 1995.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón retrocedía un 0,86 por ciento. En la región, el índice de Taiwán TAIEX cayó un 0,8 por ciento y el Hang Seng perdía un 1,86 por ciento.

En el trimestre, el índice MSCI ha trepado un 29 por ciento, lo que sería su mayor repunte trimestral desde el período entre octubre y diciembre de 1993.

"La economía global continuará sanando, aunque a un ritmo gradual. La actual liquidación de activos riesgosos es inconsistente con los fundamentos económicos que mejoran gradualmente", dijo Stephen Jen, director gerente de macroeconomía y divisas en BlueGold Capital Management, un fondo de cobertura con base en Londres.

El dólar mostraba pocos cambios y continuaba sufriendo por el rebote de activos más riesgosos y de las materias primas, que han llevado a los participantes del mercado a favorecer a monedas de mayor rendimiento, como el dólar australiano.

Las dudas acerca del estatus del dólar como moneda de reserva también restaban fuerza a la divisa estadounidense.

El índice dólar, indicador de su desempeño frente a seis monedas, perdía un 0,21 por ciento, a 80,091, luchando por recuperarse desde mínimos de siete meses tocados a comienzos de mes.

El euro se fortalecía y se negociaba a 1,3990 dólares, mientras que el dólar se apreciaba contra el yen, a 96 yenes.

El dólar tambien ha sufrido el embate del fuerte rebote de los precios de las materias primas y el petróleo, mientras los inversores apuestan a que un crecimiento más fuerte podría avivar la demanda de insumos.

El precio del petróleo liviano estadounidense subía 62 centavos, a 71,65 dólares por barril, impulsado por una sorpresiva caída en los inventarios de crudo en Estados Unidos y la demanda china.