27 de agosto de 2009

Caen bolsas de Asia, en medio de cautela por fatiga compradora

Por Charlotte Cooper

TOKIO (Reuters/EP) - Las bolsas asiáticas cayeron el jueves y el yen repuntó luego de que Wall Street ignoró en gran parte datos optimistas de ventas de viviendas y bienes durables en Estados Unidos, lo que dejó a los inversores con la duda sobre sostener la subida de las acciones.

Las acciones en Japón cayeron un 1,56 por ciento luego de que el referencial Nikkei tocó en la jornada anterior un máximo de cierre en 10 meses, con los exportadores perdiendo el impulso y la cautela reinando ante la proximidad de las elecciones nacionales del domingo.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón caía un 0,56 por ciento. El referencial ha perdido cerca de un 3 por ciento desde que tocó en agosto un máximo en 11 meses, en medio de la preocupación de los inversores de que el repunte bursátil ha ido más allá de los fundamentos económicos y podría sufrir un retroceso.

"Hay una sensación de fatiga compradora entre los inversores en todo el mundo que está llevando a la toma de ganancias", dijo Tsuyoshi Segawa, estratega de bolsa de Mizuho Securities en Japón.

"El entorno externo que había ayudado a producir ganancias en el mercado ha comenzado a mostrar señales de estar cediendo. El mercado de Estados Unidos podría estar entrando en una fase de corrección y la dirección de las acciones chinas sigue siendo incierta", agregó Segawa.

El referencial bursátil chino cayó un 0,71 por ciento luego de que una gran oferta de papeles anunciada por el segundo más grande promotor inmobiliario del país, China Vanke, mantuvo la atención en la vasta oferta de nuevas acciones en el futuro cercano.

El miércoles, los pedidos de bienes duraderos fabricados en Estados Unidos registraron su mayor avance desde julio del 2007, pero los pedidos excluyendo bienes de transporte estuvieron levemente por debajo de las expectativas.

Las ventas de nuevas viviendas subieron en julio a su mayor ritmo en 10 meses.

Las acciones australianas retrocedieron un 0,1 por ciento, aún luego de reportarse datos que mostraban que el gasto de capital en Australia repuntó un 3,3 por ciento entre abril y junio desde el trimestre anterior, superando los pronósticos y sugiriendo que la economía está creciendo más rápido de lo esperado.

En los mercados de divisas, la libra esterlina tocó un mínimo en seis semanas contra el yen luego de que la moneda japonesa repuntó debido a la preocupación de que el plan de China para reducir la inversión redundante podría golpear las acciones chinas.

"Parece que los movimientos diarios de 1 o 2 yenes que se ven actualmente en el mercado están siendo impulsados por el dinero especulativo a corto plazo", dijo Toru Tanaka, asesor de bonos y mercados de divisas en Mitsubishi Corp.

Los operadores de divisas han estado siguiendo de cerca las acciones chinas en las últimas semanas como indicador de cuánto podrá aportar el gigante asiático para sacar al mundo de la recesión, pero también reinaba la cautela debido a que los inversores estaban nerviosos porque el repunte en los activos de riesgo se habría extendido demasiado.

El dólar caía un 0,6 por ciento, a 93,65 yenes, y el euro retrocedía un 0,7 por ciento, a 133,34 yenes. Contra el dólar, el euro perdía un 0,1 por ciento, a 1,4237 dólares.

Los futuros del crudo estadounidense para entrega en octubre retrocedían ligeramente pero se manteníán por encima de los 71 dólares por barril, luego de una fuerte caída esta semana ocasionada por un aumento inesperado en los inventarios de crudo en Estados Unidos.