12 de agosto de 2009

Caída de Shanghái arrastra bolsas en Asia, se espera reporte Fed

Por Elaine Lies

TOKIO (Reuters/EP) - Las bolsas de Asia cayeron el miércoles y las acciones en Shanghái retrocedieron a mínimos de cuatro semanas, a medida que los inversores recogían beneficios mientras esperan oír la opinión de la Reserva Federal sobre una posible recuperación de la economía estadounidense.

La caída de Shanghái, gatillada por la preocupación de que el repunte en las acciones chinas ha ido más allá de su límite y de que una contracción en el crédito bancario significaría un menor flujo de dinero hacia la bolsa, también ayudó a fortalecer al yen contra el dólar.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón retrocedía un 1,6 por ciento, y continuaba alejándose del máximo en 11 meses que tocó la semana pasada.

El banco central chino dijo el martes que los bancos entregaron 355.900 millones de yuanes (52.000 millones de dólares) en nuevos préstamos en moneda local durante julio, menos que los 1,53 billones de yuanes de junio y un declive más pronunciado que lo pronosticado por los analistas.

Se cree que una importante parte de los préstamos bancarios ofrecidos en la primera mitad del año habrían ido al mercado bursátil, ayudando a que el índice de Shanghái suba más de un 80 por ciento hasta la semana pasada.

El índice compuesto de Shanghái cayó un 4,6 por ciento por la preocupación ante un posible racionamiento de la liquidez del mercado luego del fuerte desplome del crédito bancario visto en julio.

Las pérdidas presionaron al índice Hang Seng de Hong Kong, que cayó un 3 por ciento, descendiendo desde el máximo de cierre en 12 meses que registró el día anterior.

El índice Nikkei retrocedió desde máximos en 10 meses al cerrar con una caída del 1,4 por ciento.

El índice KOSPI de Seúl > cayó un 0,9 por ciento, aunque las acciones del fabricante de LCD LG Display avanzaron ante la expectativa de un racionamiento de vidrio, luego de que el terremoto de Japón interrumpió la producción.

Las acciones australianas avanzaron, impulsadas por los papeles de Commonwealth Bank of Australia Ltd, luego de que los inversores vieron com optimismo su pronóstico y su resultado de ganancias, aún cuando el mismo banco se ha mostrado cauteloso.

La Reserva Federal inició el martes su reunión de dos días, con expectativas de que dejaría la tasa de interés de referencia cerca de cero y dejaría que un programa de 300.000 millones de dólares para comprar títulos del Tesoro expire en septiembre, como estaba programado, al mejorar el panorama económico.

Pero datos oficiales sobre inventarios mayoristas en Estados Unidos sembraron dudas sobre cuál será la postura de la Fed.

La incertidumbre sobre la reacción general del mercado a la decisión de la Fed ponía cautela en el tono de las operaciones.

El yen repuntaba contra el dólar, extendiendo las ganancias del día anterior mientras los inversores liquidaban posiciones cortas en yenes de cara a los comentarios de la Fed, asumiendo que el declive de la divisa japonesa luego del anuncio de datos laborales estadounidenses agotó su impulso por el momento.

El dólar retrocedía un 0,4 por ciento, a 95,55 yenes, mientras el euro se mantenía estable, a 1,4144 dólares.

Los futuros del crudo estadounidense caían 37 centavos y se negociaban a 69,08 dólares el barril.