18 de abril de 2014

Capitán no dirigía ferry surcoreano al momento del naufragio

Por Jungmin Jang y Ju-min Park

MOKPO/JINDO, Corea del Sur, 18 abr, 18 Abr. (Reuters/EP) -

- Un subalterno dirigía el ferry surcoreano cuando naufragó y el capitán habría estado lejos del puente, dijeron el viernes investigadores a medida que la búsqueda en la nave se reanuda y se desvanecen las esperanzas de hallar con vida a cientos de personas que se cree que permanecen atrapadas en su interior.

La cifra oficial de fallecidos en el ferry, que se volcó el miércoles mientras transportaba a 475 pasajeros y tripulantes en un viaje de rutina desde la península de Corea hacia la isla de Jeju, aumentó a 25, aunque 271 personas, muchas de ellos escolares, aún no han sido encontradas.

El accidente ocurrió en aguas tranquilas y de poca profundidad y los investigadores se han concentrado en el rol del capitán del barco, de 69 años, y las acciones que a tripulación tomó, debido a que la nave parecía tener antecedentes de seguridad sin incidentes.

"Él (el capitán) podría haber estado fuera del puente. Y la persona a cargo en el momento era el tercer oficial", dijo Park Jae-eok, un oficial que investiga el accidente, en una conferencia de prensa en Mokpo, una ciudad cerca del pueblo donde se están realizando las operaciones de rescate.

Socorristas comenzaron a bombear oxígeno hacia el ferry Sewol el viernes y tres grúas se dirigían hacia el lugar del accidente y debían ser instaladas más tarde en el día, en un intento por rescatar el navío.

Los padres de los escolares desaparecidos culparon al capitán del barco por la tragedia, después de que él y funcionarios de la compañía realizaron una emotiva disculpa por la pérdida de vidas.

Testigos han dicho que el capitán y algunos miembros de la tripulación dejaron el barco, mientras otros ordenaban a los pasajeros que permanecieran en su lugar. El ferry se hundió en poco más de dos horas a unos 25 kilómetros al suroeste de Jindo, una isla surcoreana conectada a la península.

Las teorías sobre la causa del accidente abundan y los investigadores rehusaron realizar comentarios sobre los reporte de que el barco había virado antes de volcarse.

Oficiales de la Guardia Costera han dicho que la investigación se ha concentrado en una posible negligencia de la tripulación, problemas con el almacenamiento de la carga y defectos estructurales del barco, aunque la nave parece haber aprobado todas las revisiones de seguridad y de las aseguradoras.

El capitán, Lee Joon-seok, enfrenta una investigación criminal, el procedimiento normal en Corea del Sur.

Tanto Lee como la compañía dueña del ferry se han disculpado por la pérdida de vidas, aunque ninguno ha admitido su responsabilidad.

La mayoría de las personas que viajaban a bordo eran niños de una escuela secundaria de los suburbios de Seúl, quienes realizaban un viaje a Jeju.

Familiares estaban de luto cerca de un hospital en la ciudad de Mokpo, cerca de la ciudad portuaria de Jindo, que sirve como centro de rescate. Algunos de ellos se refirieron duramente al capitán.

"¿Cómo pudo decirle él a esos niños que se quedaran en el barco y huir mientras la nave se hundía?", dijo Ham Young-ho, abuelo de Lee Da-woon, de 17 años, uno de los fallecidos.

Lee no ha realizado ninguna declaración pública no ha dicho por qué abandonó el barco antes que muchos de los pasajeros.