21 de junio de 2006

Centroamérica.-El BID aprueba sendos préstamos de 79 millones de euros a Guatemala y Honduras para su gestión financiera

WASHINGTON, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de sendos préstamos de 100 millones de dólares (casi 79 millones de euros) a Guatemala y Honduras para apoyar reformas dirigidas a mejorar la gestión financiera pública, la eficiencia del gasto estatal y la recaudación tributaria, en el primer caso, y promover el uso más efectivo y eficiente de los recursos fiscales, en el segundo.

Para Guatemala, el programa respaldará acciones e inversiones que lleva adelante o planea realizar el Gobierno guatemalteco para mantener una política fiscal disciplinada y mejorar la gestión de riesgos de desastres naturales, las compras y contrataciones estatales y los procesos de rendición de cuentas y transparencia en la administración de los recursos públicos.

En el área de ingresos fiscales, el programa apoyará medidas para aumentar la eficiencia de la Superintendencia de la Administración Tributaria, elevar la productividad en la recaudación del IVA, modernizar la gestión aduanera y promover la transparencia y la auditoría de la institución por parte de la sociedad civil.

El programa alentará además la gestión por resultados mediante medidas para incrementar la disponibilidad de información confiable y oportuna sobre la ejecución presupuestaria, tanto para rendir cuentas a la ciudadanía como para que el Gobierno pueda mejorar la planificación del gasto y ajustar programas para lograr sus objetivos de desarrollo.

Esta operación se complementa con otros programas de modernización del Estado en Guatemala apoyados por instituciones multilaterales como el Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica, así como las agencias de cooperación de países donantes como España, Estados Unidos, Japón y Países Bajos.

El préstamo tendrá un plazo de amortización de 20 años, con cinco años de gracia y una tasa de interés variable. El coste de los intereses se cubrirá parcialmente con recursos de la Facilidad de Financiamiento Intermedio del BID. Se prevé que los recursos se desembolsarán en un solo tramo. Esta operación podrá ser seguida por otro préstamo de apoyo a reformas de 100 millones de dólares, que sería puesto a consideración del Directorio del BID en 2007.

MARCO INSTITUCIONAL

En el caso de Honduras, las medidas que llevará adelante el Gobierno del país centroamericano apuntan a crear un marco institucional para la gestión por resultados en el sector público, mejorar la eficiencia de la administración financiera pública, aumentar la recaudación tributaria, incrementar la transparencia en las compras y contrataciones estatales y lograr una mayor estabilidad macroeconómica.

En materia de recaudación tributaria, se modernizará la Dirección Ejecutiva de Ingresos, comenzando con su estructura organizativa. Se creará un sistema de carreras para sus funcionarios, se actualizarán sus sistemas informáticos y se desarrollarán reglas y procedimientos de gestión aduanera eficientes y compatibles con los acuerdos comerciales de Honduras.

Se espera que las acciones apoyadas por esta operación permitan al Gobierno hondureño contar con instrumentos adecuados e información pertinente para diseñar políticas con objetivos de desarrollo realistas y que respondan a las prioridades y necesidades de los ciudadanos. Además, ayudarán a optimizar la asignación y el uso de recursos públicos que se liberarán gracias al alivio de deuda.

El programa refleja la continuidad en el apoyo a Honduras para mejorar la gestión financiera pública. En años recientes, el BID ha aprobado operaciones para apoyar reformas de la gestión fiscal y de eficiencia y transparencia en las compras y contrataciones estatales. Estos programas, que contaron con financiamiento de otros donantes, se enmarcan en una estrategia sectorial compartida con el Banco Mundial.

El préstamo fue otorgado a un plazo de 40 años, con un período de gracia de 10 años. La tasa de interés anual será de 1 por ciento durante la primera década y del 2 por ciento hasta la conclusión del préstamo. Los desembolsos de recursos se realizarán en dos tramos de 15 millones de dólares (11,8 millones de euros).