30 de marzo de 2007

Centroamérica.- Ex ministro de Exteriores de Nicaragua manifiesta su pesimismo ante la unión aduanera centroamericana

SAN JOSÉ, 30 Mar. (EP/AP) -

El ex ministro de Asuntos Exteriores nicaragüense, Norman Caldera, se mostró pesimista respecto al futuro del proceso de unión aduanera centroamericana, uno de los requisitos para negociar un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE).

"Estamos en una fase donde persiste una lista negativa de productos no aceptados para libre comercio: café y azúcar, y no soy optimista de que esa etapa se vaya a superar a corto plazo porque hay presidentes que son dueños de ingenios y no van a permitirlo y hay presidentes que son cafetaleros y tampoco van a permitir llegar al libre comercio", aseguró ayer Caldera.

Asimismo, el ex ministro señaló en que "hay grupos económicos que no están interesados en la integración". Sin embargo, cuando se le preguntó a quienes se refería, prefirió no responder. En Costa Rica, por ejemplo, la familia del mandatario Óscar Arias tiene relación tanto con empresas azucareras como cafetaleras.

Caldera participó como orador en el Foro 'Acuerdo de asociación UE-Centroamérica, preparando a la región', inaugurado ayer en la capital costarricense, San José.

Durante su disertación y en una comparación del proceso integracionista de los europeos con el de Centroamérica, destacó que el istmo "ni siquiera ha pasado a una etapa de libre comercio, que es la etapa en que estaba Europa antes del tratado de Roma, allá por 1958". Además, admitió que para los centroamericanos "es fácil decir integración siempre que no me toquen el bolsillo" y consideró que sin una unión aduanera no habrá acuerdo con los europeos.

"El acuerdo será de región a región, nosotros dijimos que tendríamos unión aduanera en enero de este año y que las negociaciones arrancarían este marzo, pero tengo dudas de que incluso se inicien este año y el peligro es que sin ese acuerdo la UE nos va a dar largas", explicó.

Caldera recordó que Centroamérica ha efectuado al menos 14 intentos de integración y "todos han fracasado", aunque señaló que al menos los esfuerzos actuales "no se han desbaratado" y llamó a consolidar la zona de libre comercio con un arancel externo común.