5 de enero de 2006

Chile.- Chile, entre los 3 primeros países emergentes con mayor responsabilidad social empresarial, según Accountability

SANTIAGO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Chile se sitúa entre los tres primeros países con economías emergentes con mayor grado de desarrollo de la responsabilidad social empresarial (RSE), según un Informe elaborado por la organización británica Accountability en colaboración con la Fundación chilena Prohumana, y donde se concluye, entre otros aspectos, que la práctica responsable de los negocios es un factor "decisivo" para las economías en vías de desarrollo.

El estudio internacional, recogido por el diario 'El Mostrador', situó a Chile como una de las tres economías emergentes a nivel mundial con mayor RSE, por detrás de Sudáfrica y Corea del Sur. El documento se ha elaborado en los dos últimos años en 80 países y fue presentado en Chile por la Fundación ProHumana, que realizó la parte investigación en Chile.

Según el estudio, el acceso a países desarrollados por parte de los países emergentes "está cada vez más vinculado al cumplimiento de estándares laborales y ambientales", ya que las industrias y las naciones "están mejorando su funcionamiento social y ambiental para competir en mercados desarrollados".

El estudio estableció que, después de Chile, Sudáfrica, Corea, Chile, Malasia, Tailandia, Filipinas e India son las economías emergentes más responsables, a partir de las mediciones del Índice Corporativo Nacional de la Responsabilidad (NCRI), que examina factores como el grado de corrupción, la gestión ambiental o el estado del gobierno corporativo.

"La responsabilidad social en los negocios beneficia a las economías emergentes y a las corporaciones globales, ya que a mayor desarrollo de responsabilidad social, mayor competitividad", señala concretamente el Informe.

Por su parte, la presidenta de ProHumana, Soledad Teixidó, señaló que "Chile queda en una buena posición en este índice como economía emergente, gracias a que la promoción de la RSE que diversas organizaciones hemos venido realizando desde la década pasada, están dando sus frutos y cobrando sentido de manera creciente entre los líderes empresariales chilenos, tanto por el aporte que genera a la sociedad como por la competitividad de sus negocios a nivel internacional".

Asimismo, Teixidó destacó que el Informe es categórico al afirmar que "el incremento en la competitividad de un país no es sostenible a menos que se base en prácticas de negocio responsables, es decir, que el crecimiento constante de la competitividad dependerá de una mayor responsabilidad de la sociedad en su conjunto".

"La competitividad responsable es la condición previa para una globalización viable que alinee la liberalización del mercado y la extensión de las oportunidades de negocio con la reducción de la pobreza y la desigualdad, y con la seguridad ambiental", destaca el documento.