5 de agosto de 2008

Chile.- Crece la economía chilena pero aumenta la inflación

SANTIAGO, 5 Ago. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La economía chilena creció un cinco por ciento durante el pasado mes de junio, según confirmó el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) dado a conocer hoy por el Banco Central de Chile, mientras que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó en junio al 1,1 por ciento.

El informe del Banco Central señala que en la cifra del crecimiento económico "incidieron positivamente el desempeño de las actividades comercio, comunicaciones y el aumento en el valor agregado de la generación eléctrica". Con este indicador, la actividad económica chilena acumula un 3,56 por ciento de crecimiento durante los primeros seis meses de 2008, la más baja de los últimos seis años.

Por su parte, el INE informó de que el IPC llegó al 1,1 por ciento en julio, con lo que acumula un 5,5 por ciento en lo que va de año. Al respecto, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, dijo que la economía chilena está acelerando su crecimiento y que las cifras auguran un segundo semestre mejor, aunque reconoció la preocupación del Gobierno por la alta inflación, que definió como "el peor enemigo de los chilenos".

"Tenemos una buena cifra de crecimiento y se confirma lo que venimos diciendo hace bastante tiempo: hemos tenido dificultades, que la economía mundial no ha estado en su mejor momento y la energía ha estado cara, pero hay razones para suponer y no sólo suponer, constatar ya, que la economía va tomando vuelo y que vamos a tener un segundo semestre que va a ser mejor que el primero", dijo el jefe de las finanzas públicas.

Respecto de la inflación, dijo que "claramente sigue a niveles demasiado altos". "Eso vamos a corregirlo, vamos a seguir trabajando para que la inflación baje", prometió.

Entretanto, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfredo Ovalle, líder de la patronal chilena, señaló que la alta inflación obliga a "apretarse el cinturón" pues "se nota ya una tendencia" de que va a registrarse "una inflación mucho más allá de lo considerable originalmente". Sin embargo, aseguró que "hay que ser optimistas". "Vamos a volver a un crecimiento y vamos a derrotar la inflación", auguró.