20 de septiembre de 2009

Chile descarta llamar a embajador en Perú por roce

Por Antonio de la Jara

SANTIAGO (Reuters/EP) - Chile descartó el sábado llamar a su embajador en Lima, tras un desaire de las Fuerzas Armadas de ese país en un acto por las Fiestas Patrias chilenas, aunque está a la espera de explicaciones por el nuevo roce que salpica a ambas naciones.

La molestia del Gobierno chileno por la ausencia de militares peruanos en una ceremonia, que se había confirmado para los festejos de las fiestas patrias en Lima, levantó la idea entre medios locales de que el embajador chileno en Perú, Fabio Vió, sería llamado a informar en las próximas horas.

Sin embargo, la mandataria chilena, Michelle Bachelet, desechó la idea de llamar a Vió a Santiago.

"No, no es necesario (llamar al embajador), porque aquí ha habido por un lado una información permanente del embajador hacia la cancillería", dijo Bachelet en una entrevista al canal 13.

"Por otro lado, el embajador tendrá que recibir las explicaciones del Gobierno peruano de la no asistencia a la celebración de nuestras fiestas patrias", agregó.

Más temprano, el embajador de Perú en Santiago, Carlos Pareja, dijo que la ausencia de los militares a la ceremonia en Lima fue un error.

"Parece que ha habido una suerte de equivocación, algún error humano, pero va a ser debidamente explicado al embajador de Chile en Lima", dijo Pareja a periodistas.

En el Gobierno chileno explicaron que por el momento no tienen información clara de cuáles fueron las razones para la inesperada ausencia en el acto de una banda y un destacamento del Ejército peruano.

"Hay distintas versiones (...) queremos tener claridad de cuál fue la razón por la que esto se produjo antes de que el Gobierno chileno pueda evaluar estos hechos. Queremos escuchar qué nos plantean las autoridades peruanas", dijo Carolina Tohá, ministra portavoz del Gobierno chileno.

SEGUIDILLA DE ROCES

El desaire de las fuerzas militares ocurre días después de que Chile rechazó la petición de Perú de suspender un próximo ejercicio militar en el norte del país, con el fin de evitar una mala interpretación de la operación, cuando está pendiente una demanda por la frontera marítima.

El impasse entre ambas naciones sucede también luego de que el presidente Alan García propuso a la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), en el marco de sus críticas a la compra de armamento, un "pacto de no agresión" a nivel regional.

El ministro de Defensa chileno, Francisco Vidal, respondió que la propuesta del mandatario peruano le recordaba el acuerdo entre "la Alemania nazi y la (ex) Unión Soviética", lo que causó malestar en el Gobierno peruano.

Bachelet aclaró que la declaración del ministros de Defensa chileno fue a título personal.

"El ministro Vidal hizo una opinión personal y nosotros como Gobierno lo que hemos señalado es que (...) ningún país pretende agredir a otro, por tanto, nosotros queremos insistir más que en un pacto de no agresión, en un pacto de cooperación", dijo Bachelet.

El nuevo desencuentro entre ambas naciones ocurre en medio del proceso de una demanda interpuesta por Perú ante la Corte Internacional de La Haya por sus límites marítimos con Chile.

Perú asegura que su límite marítimo con Chile no está definido aún, mientras que para Santiago sí lo está desde hace más de medio siglo, cuando ambos países suscribieron dos acuerdos, que para Lima son sólo pactos pesqueros.