7 de febrero de 2008

Chile.-El Gobierno anuncia un paquete de medidas contra el déficit energético y pide a los chilenos que bajen su consumo

SANTIAGO, 7 Feb. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El gobierno de Chile anunció hoy un paquete de medidas que buscan hacer frente al déficit energético e hizo un llamamiento a la ciudadanía a colaborar con lo que calificó como "un problema nacional".

El anuncio fue realizado por los ministros del Interior, Edmundo Pérez Yoma, y de Energía, Marcelo Tokman, quienes dijeron que La Moneda busca garantizar el suministro energético a la población y paliar las consecuencias derivadas de la escasez de agua.

Edmundo Pérez señaló que "el Gobierno ha puesto en práctica medidas y adoptará todas las que sean necesarias para prevenir y anticipar las consecuencias de esta gravísima emergencia de la naturaleza".

El paquete de medidas considera la reducción del voltaje a través de un decreto de racionamiento con carácter preventivo, que instruirá a las compañías distribuidoras a bajar hasta en 10 por ciento la tensión nominal del suministro eléctrico.

Se precisó que este descenso del voltaje no afectará en forma alguna el funcionamiento de los equipos y artefactos utilizados por la población. También se decidió prorrogar el horario de verano hasta el último sábado del mes de marzo (29), con el objetivo de aprovechar mejor la luz natural.

La tercera medida flexibiliza los convenios de uso de agua, lo que permitirá utilizar mayores márgenes de seguridad de las aguas de dos de los principales embalses de la zona centro sur de Chile. Asimismo, se iniciará una campaña de comunicación "para asegurar que las familias sepan de qué manera pueden reducir su consumo", según dijo el ministro de Energía.

También se concretará la entrega de bombillas de eficiencia energética (de bajo consumo) a familias de menos ingresos y las instituciones del Estado tendrán como meta ahorrar hasta un cinco por ciento de su consumo eléctrico.

El ministro de Energía señaló que "estas medidas nos van a permitir, a menos que efectivamente pase alguna situación de gravedad con alguna central mayor, que durante marzo no tengamos problemas de suministro".

Añadió que si las condiciones hidrológicas no mejoran durante el año se enfrentará un escenario complejo y por ello es esencial que la población y las empresas "hagan un uso eficiente de la energía".

Las medidas fueron adoptadas después de que Chile enfrentara en 2007 el tercer año más seco de los últimos 50 años, lo que, sumado a los precios récord de los combustibles y al déficit en los envíos de gas desde Argentina, contribuyó a la actual situación energética.