25 de agosto de 2011

La huelga general en Chile no deja impactos significativos en la producción de cobre

El paro continuará este jueves con manifestaciones en Santiago

SANTIAGO, 25 Ago. (Reuters/EP) -

El paro de 48 horas convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) afectó parcialmente a algunas ciudades de Chile durante la jornada del miércoles, pero no tuvo impactos significativos en sectores como el minero y financiero, en una protesta que podría suponer pérdidas de hasta 400 millones de dólares (277 millones de euros).

La huelga general de dos días --un hecho que no ocurría en 20 años-- se suma a la protesta de decenas de miles de estudiantes que exigen reformas educativas, lo que redobla la presión sobre el Gobierno del presidente Sebastián Piñera, golpeado por un desplome en su popularidad.

Las actividades relacionadas con la explotación de cobre --del que Chile es el mayor productor mundial-- transcurrieron con normalidad, afirmaron dirigentes sindicales de varias empresas mineras. En tanto, los mercados financieros funcionaron sin problemas, al igual que los aeropuertos del país.

El ministro de Transportes, Pedro Errázuriz, comentó que se registraron cortes e interrupciones del tránsito que generaron gran congestión en el tráfico, especialmente por la mañana.

"El paro nació sin justificación y terminó sin justificación en el sentido que su objetivo, que era paralizar el país, nos alegramos como Gobierno que no se haya cumplido", afirmó el ministro portavoz del Gobierno, Andrés Chadwick, al realizar un balance de la primera jornada.

El paro convocado por la CUT, que agrupa a miles de afiliados de empresas privadas y empleados estatales, tuvo un inicio marcado por barricadas y bloqueos de vías en Santiago que no impidieron el funcionamiento de la mayor parte de las actividades.

El jefe la CUT, Arturo Martínez, recalcó que el país no funcionó "con normalidad" y aclaró que las barricadas surgidas en la jornada son una respuesta a la "agresión verbal que se ha recibido durante todos estos días por las autoridades" por tanto la "gente también se enoja".

El portavoz de Gobierno informó de que casi 350 personas fueron detenidas en todo el país por participar en disturbios y enfrentamientos con la policía en la primera jornada.

Representantes sindicales dijeron que hubo limitaciones en el sistema de transporte urbano de Santiago y ausencia de trabajadores a sus puestos, sin precisar el porcentaje de adhesión.

La Asociación de Empleados Fiscales (ANEF) reportó que la adhesión al paro fue del 80 por ciento, cifra que contrasta con la evaluación del Gobierno al asegurar que hubo una "muy baja convocatoria".

SAQUEOS Y DISTURBIOS

Saqueos, escaramuzas y cacerolazos en algunas ciudades de Chile marcaron la primera noche del paro general por demandas laborales, que este jueves cumple su segundo día.

En una noche vista por el Gobierno como de "destrucción", manifestantes, muchos de ellos encapuchados, realizaron barricadas y chocaron violentamente con policías, en medio de la protesta convocada por el mayor grupo sindical del país.

"Esta convocatoria de paro tiene dos caras. La de ayer que fue un fracaso y la de anoche que fue realmente de una violencia muy, muy fuerte. Tenemos siete carabineros (policías) heridos gravemente", advirtió Chadwick.

Saqueos y escaramuzas se registraron hasta bien entrada la madrugada, situación que fue rechazada por líderes sindicales. A las casi 350 personas detenidas por choques con la policía se sumaron otras 108 personas y al menos seis policías heridos. Mas de 280 buses de transporte público resultaron dañados.

"Condenamos esos saqueos, no son los métodos de los trabajadores. (Nosotros) hacemos nuestras movilizaciones en forma ordenada", aclaró el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, al recordar que para este jueves se tiene prevista una "marcha pacífica" en la que los sindicatos esperan reunir gran cantidad de gente.