27 de enero de 2014

El fallo de la CIJ es un "gran daño" para los pescadores de Arica

El fallo de la CIJ es un "gran daño" para los pescadores de Arica
PUERTOARICA.CL

SANTIAGO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los pescadores de la ciudad costera de Arica, en Chile, han manifestado que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) constituye un "gran daño" para ese sector y toda la localidad de Arica.

   "Es un gran daño laboral a nuestro sector pesquero artesanal porque afecta no solamente al pescador, sino a la ciudad (de Arica) completa. Aquí tienen que entender que el 33 por ciento de la población se alimenta de lo que nosotros los pescadores generamos", ha indicado este lunes el presidente de la Federación Regional de Pescadores, Alberto Olivares.

   El presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Arica, Sergio Guerrero, ha declarado que los que resultarán más afectados son los hombres que se dedican a la pesca del bacalao, palometa y el pez espada, ya que son especias que se capturan a la zona "que le dieron a Perú", ha apuntado.

   El presidente de la Asociación de Armadores Pesqueros, Manuel Guajardo, también se refirió a este tema en otra ocasión, cuando dijo que se perdería un 60 o 70 por ciento de la producción pesquera, si la CIJ decidía en favor de Perú, según detalla la cadena CNN.

   También auguraron que los pescadores tendrían que desplazarse hacia el sur, lo que supondría un aumento de los costos de la producción.

POSIBLES PROTESTAS

   Estos pescadores manifestaron recientemente que, en caso de que el fallo los desfavoreciera, realizarían una serie de movilizaciones. Antes de escuchar la decisión que se ha dado a conocer este lunes, también habían pedido al Estado chileno tomar medidas para mitigar las pérdidas.

   El fallo de la CIJ ratifica la actual frontera marítima entre Chile y Perú en las 80 primeras millas en paralelo desde la costa. Esta decisión concede nueva soberanía a Perú trazando una nueva línea fronteriza oblicua en dirección suroeste desde que terminan estas 80 millas hasta el límite de las aguas territoriales, a 200 millas de la costa.