5 de agosto de 2009

Chile en recesión 1er semestre, ven recuperación

Por Antonio de la Jara

SANTIAGO (Reuters/EP) - La actividad económica en Chile se desplomó un 4,0 por ciento interanual en junio, con lo que completó un semestre en recesión por primera vez en una década, aunque el Gobierno y analistas coincidieron en que lo peor ya habría pasado y ahora vienen signos de recuperación.

La variación del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de junio, difundida el miércoles por el Banco Central y que estuvo casi en línea con lo esperado por analistas, es la octava caída mensual consecutiva por los efectos de la crisis global.

La serie desestacionalizada aumentó un 0,8 por ciento respecto del mes precedente, mientras que la serie de tendencia ciclo registró una contracción anualizada de 0,8 por ciento, dijo el Banco Central.

"Como era esperable, el primer semestre del 2009 mostró efectivamente una contracción de la actividad. Sin embargo, se observan signos de estabilización y perspectivas de un repunte para la actividad en el segundo semestre", dijo a periodistas la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

"El Imacec de menos 4 por ciento en junio indica también una recuperación respecto de meses anteriores cuando tuvimos menos 4,6 y menos 4,4 por ciento", agregó Bachelet.

Con el dato de junio, la economía chilena se habría contraído cerca de un 3,3 por ciento en el primer semestre, según analistas, quienes anticipan además una contracción de alrededor de un 2,0 por ciento para todo el 2009.

SEGUNDO TRIMESTRE, LO PEOR

Para el Imacec, que representa poco más del 90 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), los analistas esperaban un retroceso de un 3,8 por ciento en junio, según un sondeo de Reuters.

Con el dato de junio, la actividad económica habría retrocedido un 4,4 por ciento en el segundo trimestre, profundizando la caída de 2,1 por ciento del primer trimestre.

"Este trimestre habría marcado la menor tasa de crecimiento del PIB en el año y reflejaría el punto de inflexión de la crisis", dijo Banchile Inversiones en un informe.

Para el economista jefe del Grupo Security, Aldo Lema, estos datos son "de dulce y agraz".

"El segundo trimestre fue peor a lo esperado y más negativo que el desempeño de otros países emergentes. Sin embargo, en el margen observamos una recuperación al comparar con mayo, lo que anticipa una recuperación para los próximos meses", agregó Lema.

En el resultado del sexto mes y al igual que en los meses previos, incidió el desplome de la producción industrial y del comercio, así como caídas en actividades relacionadas a la pesca y al sector forestal.

"Creemos que durante la segunda mitad del año, la composición del crecimiento cambie, con una recuperación en los sectores más vinculados al ciclo externo y exportador, en tanto que los relacionados a la demanda interna y al consumo privado en particular debiesen mostrar menor dinamismo", dijo Pablo Correa, economista jefe de Santander GBM.

Para estimular la economía, el Gobierno lanzó a principios de año un plan fiscal de 4.000 millones de dólares, mientras que el Banco Central redujo agresivamente la tasa en los últimos meses a un mínimo histórico de un 0,5 por ciento, la que se mantendría en esos niveles por un tiempo prolongado.

"Espero ver una mejora en el tercer trimestre", dijo Alvise Marino, analista de IDEAglobal en Nueva York.

No obstante, algunos analistas anticiparon que el PIB del tercer trimestre igual anotaría una contracción, pero menor a los períodos previos. Otros, en cambio, prevén que sería cercano a cero por ciento.