12 de noviembre de 2009

Chile.- El sector público acepta el aumento salarial de 4,5% y suspende las protestas tras más de tres días de huelga

SANTIAGO, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores del sector público expresaron este jueves su satisfacción por el aumento salarial de 4,5 por ciento aprobado por el Congreso y decidieron suspender todas las protestas, tras más de tres días de huelga que paralizó una buen parte de los servicios públicos en varias ciudades de Chile.

El Senado chileno aprobó este miércoles por la noche el proyecto avalado por la Cámara de Diputados de aumentar un 4,5 por ciento el salario de los empleados fiscales. Aunque este porcentaje es inferior al 8 por ciento exigido, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), promotora de la huelga, dijo sentirse "satisfecha".

"Queremos anunciar a la opinión pública que a partir de hoy día termina el paro nacional, no tiene sentido la continuidad de esto", dijo a la prensa el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, al considerar que "éste es un éxito de los trabajadores y su movilización".

El Parlamento también aprobó el pago de un bono de 250.000 pesos (330 euros) para quienes reciban ingresos mensuales inferiores a los 493.000 pesos (650 euros). Además de una bonificación de 150.000 pesos (197 euros) para quienes reciban salarios más altos.

El ministro chileno de Hacienda, Andrés Velasco, aplaudió la resolución de los diputados porque "el Congreso ha dado muestras que hay otro camino, el camino del diálogo, de la construcción de acuerdos y de la sensatez".

"Si miramos hacia atrás, la inflación es negativa y por lo tanto esa caída en los precios aumenta el poder adquisitivo de este reajuste", explicó al respaldar la propuesta del Gobierno de un aumento del 4,5 por ciento.

De la Puente había rechazado este aumento propuesto por el Gobierno de Michelle Bachelet, minutos después de que la Cámara de Diputados lo aprobara en la sesión de este miércoles. También advirtió de que los trabajadores tomarán muy en cuenta el respaldo que reciban de los partidos políticos en los comicios del próximo 13 de diciembre.

Ésta es la segunda huelga que protagonizan los funcionarios este mes. La primera se realizó entre el 3 y 4 de noviembre, cuando el Gobierno rechazó la propuesta de subir los sueldos un 8 por ciento, ofreciendo solamente el 2,5 por ciento.

Los empleados públicos también se sumaron unos 1.200 médicos de al menos ocho hospitales de Santiago, además de otros 16 gremios que expresaron su solidaridad a la ANEF.