15 de julio de 2009

China alcanzaría meta de 8 pct PIB 2009, mejorará en 2010

Por Alan Wheatley y Zhou Xin

PEKIN (Reuters/EP) - China se encuentra en camino a alcanzar su meta de un crecimiento de 8,0 por ciento para este año, convirtiéndose en la primera gran economía en salir del freno económico de manera decisiva, según un sondeo de Reuters.

El sondeo a 20 economistas, realizado la semana pasada, sugiere que el impulso generado por el gran estímulo monetario y fiscal llegará hasta el 2010, cuando la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se acelerará a 8,8 por ciento.

Los pronósticos son 0,2 y 0,3 puntos porcentuales mayores de la mediana de los resultados de un sondeo previo en marzo, reflejando la cada vez mayor determinación de Pekín de usar todas las medidas a su alcance para reponer el desplome en las exportaciones.

"Esta recuperación es sostenible al menos hasta el final del próximo año", dijo Mingchun Sun, economista de Nomura en Hong Kong, que se ha mostrado ampliamente confiado en que China logre su meta de crecimiento de 8 por ciento, la tasa necesaria para mantener a raya al desempleo.

El pronóstico optimista de Sun de un crecimiento de 10 por ciento para el 2010 se quedó corto frente al 10,2 por ciento estimado por Su Chang, economista de CEB Monitor, una consultora de Pekín.

"Si la economía estadounidense crece en un 3 por ciento, las exportaciones chinas pueden saltar un 15 por ciento", dijo Su.

Incluso si la economía estadounidense se mantiene débil en el 2010 y las exportaciones chinas permanecen sin cambios, esto sería mucho mejor que la caída de 22 por ciento en los envíos al extranjero de este año. Como resultado, China aún sería capaz de alcanzar un crecimiento de 9 por ciento, añadió Su.

La recuperación de China es producto de la rápida ejecución de un paquete de estímulos de 4 billones de yuanes (585.000 millones de dólares), anunciado el 9 de noviembre, así como de un aumento récord del préstamo de los bancos estatales chinos.

Los bancos del país prestaron la desorbitante suma de 7,37 billones de yuanes en los primeros seis meses del año, casi el 25 por ciento del PIB anual.

El consenso entre los analistas consultados es que China no elevará sus tasas de interés o volverá a imponer las limitaciones al crédito este año, dado a los temores de Pekín de que la recuperación económica aún no se encuentra en un camino sólido.

"Con la inflación en territorio negativo y la recuperación global en un estado frágil, esperamos que las políticas macro se mantengan sueltas hasta el 2010", dijeron economistas de Merrill Lynch en una nota a sus clientes.

El sondeo de Reuters sugirió que los precios al consumidor subirán un 2,5 por ciento en el 2010, después de caer 0,5 por ciento este año.