14 de junio de 2011

China comienza a construir el primer satélite de Bolivia

LA PAZ, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente boliviano, Evo Morales, confirmó este lunes por la noche que China ya ha comenzado a construir el primer satélite de Bolivia, que requerirá una inversión de 300 millones de dólares (207 millones de euros). El satélite, nombrado Tupac Katari, tiene previsto entrar en órbita dentro de tres años.

"Anteayer recibí la información de que pronto va a comenzar la construcción de un satélite de comunicación en China" de acuerdo a un convenio que suscribieron ambas administraciones, afirmó Morales durante un acto académico en la Universidad de Aquino en la ciudad de Santa Cruz, que le otorgó el título de 'Doctor Honoris Causa'.

Morales destacó la importancia de disponer de "un satélite de prospección" en un país "con tantos recursos naturales a flor de tierra", ya que refuerza el progreso de Bolivia, según informa la agencia ABI.

No obstante, el presidente boliviano criticó la desconfianza que su Gobierno suscita en la comunidad internacional por los estrechos lazos que mantiene con su homólogo venezolan, Hugo Chávez. Morales adujo que a Occidente le "falta información sobre la riqueza inconmensurable que tiene el país", matizando que "otras" potencias sí han sido capaces de reconocerlo, en alusión a China, país constructor del satélite boliviano.

China otorgó un crédito de 258 millones de dólares (unos 191 millones de euros) a Bolivia para la construcción de su primer satélite. El contrato se suscribió el pasado 23 de diciembre por el Gobierno de Morales y el Banco de Desarrollo de China.

El proyecto satelital boliviano tiene una gran importancia estratégica, ya que permitirá a Bolivia mejorar el desarrollo de sus telecomunicaciones de alta tecnología y la ampliación de las comunicaciones móviles a las áreas rurales. La empresa Great Wall Industry Corporation será la encargada de acometer la construcción del satélite del modelo DFH-4 de la tercera generación aeroespacial china.

Asimismo, dicho satélite estará bajo tutela de la Agencia Boliviana Espacial para brindar servicios de telecomunicaciones en todo el país y apoyar iniciativas de educación y medicina.