6 de agosto de 2009

China y otros desplazan a EEUU en lucha por Africa

Por Ed Cropley

JOHANESBURGO (Reuters/EP) - Una visita presidencial seguida por la gira de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, por Africa no puede disimular una cruda realidad: China ha superado a Estados Unidos como el principal socio comercial del continente más pobre del mundo.

Ese es uno de los principales problemas que enfrenta Clinton en un viaje por siete países de Africa con el que pretendía esparcir el mensaje de Washington a favor de una buena gestión de Gobierno y reforzar las relaciones con sus principales proveedores de petróleo en el continente.

Los funcionarios estadounidenses quieren publicitar el salto de 28 por ciento en el comercio del 2008 con el Africa subsahariana a 104.000 millones de dólares, aún cuando el alza se atribuye mayormente al alto precio del crudo, que representa más del 80 por ciento de las importaciones estadounidenses desde Africa.

Pero hay otra estadística más contundente sobre el rumbo del desarrollo del continente más pobre del planeta: el incremento en diez veces del comercio con China a 107.000 millones de dólares durante el año pasado, eclipsando por poco a Estados Unidos.

La crisis financiera y económica probablemente sólo acelere esa tendencia, a pesar de la buena voluntad regional hacia el presidente estadounidense, Barack Obama, cuyo padre era kenyano.

"Obama ha tenido algo de efecto, pero eso se está desvaneciendo muy rápidamente", dijo Martyn Davies, de la consultora de inversión regional Frontier Advisory, ubicada en Johanesburgo.

"La realidad está retornando y la realidad es que la crisis está acelerando el cambio geoeconómico de Africa hacia Asia, centrado en mayor medida alrededor de China", dijo.

OTRA DIFICULTAD PARA AFRICA

Frente al viaje de un día a un solo país africano (Ghana) de Obama el mes pasado, en febrero el presidente chino Hu Jintao estuvo en Mali, Senegal, Tanzania y Mauritania -ninguno de ellos rico en petróleo o minerales- ofreciendo apoyo contra la crisis.

Por otro lado, firmas chinas han demostrado gran interés por minerales africanos. El grupo minero Zonghui firmó un acuerdo por cobre de 3.600 millones de dólares con Zambia en julio.

Pero China no es la única economía emergente que quiere un trozo de un continente que se estima posee un tercio de los recursos minerales del mundo y un mercado de 1.000 millones de personas.

La apuesta de 23.000 millones de dólares de la firma de telefonía celular Bharti Airtel para asociarse con el mayor operador por suscripción de Sudáfrica, MTN Group, es el más reciente y mayor ejemplo de una empresa india en la región.

Brasil también está haciendo sentir su presencia, con ofertas de tecnología y experticia en la producción de alimentos y biocombustibles en Africa, donde sólo una porción de la tierra cultivable es utilizada.

En junio, el presidente ruso, Dmitry Medvedev, viajó a Egipto, Namibia, Angola y Nigeria -los dos últimos son los mayores productores de crudo en Africa- para manifestar que Rusia no quiere ser dejada fuera.

La mayor competencia no significa que la primera economía mundial se vaya a rendir con Africa. Angola, por ejemplo, representa el 7 por ciento de las importaciones de crudo de Estados Unidos.

Es más probable que las firmas estadounidenses tengan que pelear más duro para obtener lo que quieren, con los países africanos ahora recibiendo la oferta de un rango más grande de posibles fuentes de inversión, dijo Razia Khan, jefa de investigación sobre Africa de Standard Chartered en Londres.

"Existe algo de sensación de que Estados Unidos va a tener que hacer más para subrayar su relevancia en el continente", dijo Khan.

"Pero es difícil discutir que la influencia de una potencia está subiendo a expensas de otra. Los encargados de las políticas en Africa prefieren un enfoque multilateral, con un número de socios para el desarrollo y un número de opciones abiertas a ellos", explicó.

El viaje de Clinton abarca Kenya, Sudáfrica, Angola, la República Democrática del Congo, Nigeria, Liberia y Cabo Verde.