17 de septiembre de 2009

Chinalco iniciaría 2010 obras proyecto cobre en Perú

Por Teresa Céspedes y Dana Ford

AREQUIPA, Perú (Reuters/EP) - Chinalco iniciaría a inicios del 2010 la construcción de su gigante proyecto de cobre en Perú, Toromocho, que empezaría a operar en el cuarto trimestre del 2012, dijo el miércoles el presidente de la firma en Perú, Gerald Wolfe.

Para el desarrollo de Toromocho, ubicado en la región andina de Junín, se requiere una inversión de unos 2.200 millones de dólares.

"Estamos avanzando el proyecto lo más rápido posible y esperamos empezar la construcción el próximo año y empezar la operación en el año 2012, a finales del 2012", dijo Wolfe, en el marco de la conferencia minera Perumin.

Antes de la crisis global, la empresa esperaba comenzar la construcción del proyecto a mediados del 2009 y ponerlo en marcha en el primer trimestre del 2012.

Las fechas fueron retrasadas porque Chinalco quería "dar otra mirada al proyecto y estar seguro que tenía sentido", afirmó Wolfe, haciendo referencia al colapso de los precios de las materias primas el año pasado.

El proyecto Toromocho representa la mayor inversión de China en Perú, un importante proveedor de los metales industriales que consume vorazmente el país asiático.

Perú es el segundo productor mundial de cobre y zinc.

"Estamos por presentar el estudio de impacto ambiental en algunos días más y después de eso empezaremos la construcción", detalló.

Al ser consultado sobre nuevos proyectos en Perú, Wolfe dijo que la meta de la empresa es "desarrollar totalmente lo que tenemos". "Toromocho es suficientemente grande para 30 años, tenemos que tener este proyecto operando, y después veremos si podemos ampliar", afirmó.

La inversión de Chinalco, la tercera productora de aluminio del planeta y la segunda cuprífera de China, es también la señal más importante del apoyo de China a los proyectos en América Latina en medio del embate de la crisis financiera mundial.

TRASLADO DE UN PUEBLO

Según Wolfe, Toromocho, que será explotada a cielo abierto, alcanzaría una producción promedio anual de unas 200.000 toneladas finas de cobre y unas 10.000 toneladas anuales de molibdeno, un subproducto del metal rojo.

La mina tendrá una vida útil de aproximadamente 32 años.

Wolfe afirmó además que la empresa prevé desarrollar "lo más rápido posible" su plan de trasladar a una población de 5.000 personas cercana al proyecto a otro lugar en la zona, trabajo en el que se invertirá unos 50 millones de dólares.

"Esperamos terminar eso de la mudanza a fines del 2011. Hay un sitio que la población prefiere que es la Hacienda Pucará que está como a 5 kilómetros de la ciudad actual", refirió el ejecutivo.

"Hay más de un 95 por ciento a favor de ir a este lugar por la simple razón de que estamos ofreciendo un beneficio tremendo para la población, una nueva casa, en un lugar limpio, con todos los servicios que no existe ahora", agregó.

En Perú operan, además, la firma china Minmetals con el proyecto de cobre, oro y molibdeno Galeno; mientras que Zijin Mining controla el proyecto de cobre Río Blanco.

Shougang Hierro Perú, por su parte, opera la mina Marcona.