11 de septiembre de 2009

Cierre escuelas puede frenar gripe H1N1, momento es crucial: OMS

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters/EP) - El cierre de los colegios al inicio de un brote de gripe H1N1 puede desacelerar en gran medida la expansión del virus entre los estudiantes y sus familias y gana tiempo para reforzar las reservas de fármacos, dijo el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las escuelas han tenido relevancia en la rápida transmisión de la nueva gripe pandémica en Nueva York y otros lugares. Con el inicio del curso académico en el hemisferio norte, muchos están estudiando cómo reducir los riesgos de infección.

No hay una medida que por sí sola pueda parar completamente la extensión del H1N1, pero se pueden tomar varios pasos para frenarlo, dijo la agencia de la ONU en un aviso para sus 193 estados miembros.

Los mayores beneficios se producen "cuando los colegios se cierran en la fase inicial de un brote, idealmente antes de que enferme el 1 por ciento de la población", indicó la OMS.

"En condiciones ideales, el cierre de escuelas puede reducir la demanda de atención sanitaria en una estimación de entre el 30 y el 50 por ciento en la cúspide de la pandemia", añadió.

No obstante, la agencia señaló: "Si las escuelas cierran demasiado tarde en el transcurso de un brote extendido en una comunidad, la reducción resultante en la transmisión es probable que sea muy limitada".

Reducir el número de personas que necesitan atención médica es especialmente importante, ya que los hospitales y otras instalaciones sanitarias se arriesgan a verse saturados.

El virus H1N1 ha causado la muerte de 3.205 personas desde que surgió en abril en América del Norte y ahora es la cepa predominante de influenza en ambos hemisferios, según la OMS. Normalmente tiene síntomas leves, pero las embarazadas y quienes padecen enfermedades como asma están en mayor riesgo.

Bolivia, Ecuador, Venezuela y otros países sudamericanos están informando mayores niveles de enfermedades respiratorias. A su vez, la gripe está aumentando su presencia en India, Bangladesh, Camboya y Europa oriental.

El cierre de los colegios puede dar un tiempo extra para que las autoridades puedan incrementar los suministros de medicamentos antivirales o de las vacunas que actualmente se están desarrollando para combatir la pandemia.

Estudiantes, profesores y demás personal de la enseñanza deberían quedarse en casa si se encuentran mal y las escuelas deberían dejar un lugar para aislar a cualquier que caiga enfermo en sus instalaciones, añadió.

Cuando los centros educativos se cierren, también deberían darse pasos para limitar las reuniones de los estudiantes en otros lugares, indicó la OMS.

Los cierres de escuelas conllevan un costo económico oculto, dado que muchos padres o tutores tendrían que quedarse en casa para cuidar de los niños.

Algunos estudios estudios estiman que esta medida podría llevar a la baja del 16 por ciento de la fuerza laboral, además de los niveles normales de absentismo y absentismo por enfermedad, añadió la OMS.

(Traducido por Redacción Madrid; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)