17 de agosto de 2007

Colombia.- El Gobierno muestra "calma y tranquilidad" ante el desplome bursátil

BOGOTA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno colombiano ha mostrado "calma y tranquilidad" ante el desplome bursátil en el mundo ya que el país cuenta con suficientes reservas y solidez para soportar el impacto de ese fenómeno, según informó hoy el ministro de Hacienda colombiano, Oscar Zuluaga.

Durante la rendición de cuentas del sector de la Hacienda Pública, el presidente Alvaro Uribe y el ministro de Hacienda se mostraron confiados en que la crisis hipotecaria de Estados Unidos que provocó una fuerte caída de la Bolsa de Valores de Bogotá y disparó el dólar, no va a desestabilizar la economía colombiana que, como señalaron, cuenta con 20.000 millones de dólares (alrededor de 14.000 millones de euros) en reservas y una situación fiscal estable.

Sin embargo, ambos reconocieron que la recuperación del dólar les da un respiro a los exportadores, que se han visto seriamente afectados por la inestabilidad cambiaria. La crisis hipotecaria en Estados Unidos está provocando la subida del dólar y afecta fuertemente a la Bolsa colombiana.

Por ese motivo, los inversores internacionales, atraídos por el mercado estadounidense, están sacando sus capitales de Colombia y los están invirtiendo en bonos del Tesoro. Según los expertos, por ese motivo el dólar subió 75 pesos, el alza más fuerte del año, cerrando a 2.124 pesos.

Además, influenciadas por los mercados mundiales, las bolsas latinoamericanas registraron un efecto dominó. La Bolsa de Colombia fue la que registró mayor caída ya que bajó un 4,91 por ciento.

El analista económico Juan Carlos Echeverry dijo que por tratarse de economías emergentes, los inversores prefieren sacar sus capitales de América Latina y llevarlos a mercados más seguros, para protegerse de la inestabilidad bursátil que está afectando al mundo.

Zuluaga sostiene que no se puede calcular hasta dónde puede llegar la escalada alcista del dólar, pues son factores externos los que han provocado las continuas subidas que ha tenido la divisa estadounidense en los últimos cinco días.