15 de abril de 2016

Colombia.- El Gobierno paraliza un proyecto petrolero por razones ambientales

Colombia.- El Gobierno paraliza un proyecto petrolero por razones ambientales
JOSE GOMEZ / REUTERS

BOGOTÁ, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Colombia ha ordenado este viernes paralizar el proyecto petrolero Res 286 "hasta que se garantice la protección medioambiental de Caño Cristales", uno de los ríos más importantes --y turísticos-- del país iberoamericano.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha informado en Twitter, de que junto al ministro de Medio Ambiente, Gabriel Vallejo, ha decidido la suspensión de Res 286 "hasta que se garantice protección medioambiental de Caño Cristales y su área de influencia".

Vallejo ha indicado, a través de la misma red social, que ha solicitado a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) que "evalúe la licencia Serranía con fines de suspensión, revocación o decaimiento, teniendo en cuenta Plan de Manejo de Cormacarena".

De acuerdo con ANLA, las licencias expedidas para explorar y perforar hasta 150 pozos de petróleo en Caño Cristales y varios ríos de los departamentos de Meta y Caquetá, cercanos a la Serranía de la Macarena, no afectan a las áreas protegidas.

El director del ANLA, Fernando Iregui, sostiene que la zona de exploración y perforación está a 68 kilómetros de Caño Cristales y otros ríos, de modo que no se verán afectados. También asegura que los parques nacionales en la zona quedarán al margen de Res 268.

En la misma línea, la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), que representa a las empresas del sector, ha destacado que el proceso para obtener la licencia ha llevado más de cuatro años, precisamente, para garantizar que no habrá daños ambientales.

Ecologistas y habitantes de la zona han denunciado que el permiso expedido por ANLA para que la empresa estadounidense Hupecol Operating explore pone en riesgo los recursos hídricos, así como la flora y la fauna de una región considerada como un ecosistema sensible.

Las demoras en los trámites, las protestas sociales, así como la inseguridad provocada por las guerrillas y las bandas criminales, son los principales obstáculos para la exploración y explotación de petróleo en Colombia.